Páginas vistas en total

jueves, 13 de diciembre de 2012

Laguna

                                                     Roger Wolfe, poeta, novelista y ensayista nacido en Westerham, Kent, Inglaterra, en 1962. Reside en España desde niño. Es un gran impulsor del realismo contemporáneo europeo representado en una obra que él mismo ha denominado "Escritura total". Su obra está publicada en: "Diecisiete poemas" (1986), "Días perdidos en los transportes públicos" (1992), "Hablando de pintura con un ciego" (1993), "Arde Babilonia" (1994), "Mensajes en botellas rotas" (1996), "Cinco años de cama" (1998), "Enredado en el fango" (1999), " El arte de la era del consumo" (2001), etc. Ha recibido el Premio Anthropos en 1991.


                               "Tenés derecho a expresar
                                libremente
                                todo aquello
                                que te está permitido decir"


LAGUNA    poesía de Roger Wolfe

Nadie que habiendo estado,
pongamos por caso, paseando
al perro por una calle
céntrica y desierta
a las tres o tal vez a las
cuatro de la tarde,
no se haya topado
de repente
con una figura desarrapada y sucia,
descompuesta más allá de cualquier
posibilidad de remisión,
que le ruja a voz en grito
desde la otra acera: "¡Hombre!
¡Mi colega de nariz! ¡Qué tal!",
para correr luego tras él
como una especie
de rémora renqueante
y jorobada,
sin que consiga acordarse
de quién demonios es, y
lo que es aún peor,
no quiera recordar
aunque fuera capaz de hacerlo,
sabrá nunca
lo que significa
la palabra
desasosiego.-


PARPADEO

Pedro Salinas
dice en un poema
que no quiere dejar de sentir
el dolor de la ausencia
de la mujer a la que ama
porque eso es lo único
que le queda de ella:
el dolor.
No recuerdo sus palabras exactas.
Él lo dice mejor que yo.
Eran otros tiempos.
Salinas está muerto.
La mujer a la que amaba también.
Pronto lo estaremos todos.
La vida es un mero parpadeo.
Abre los ojos
y ciérralos.-


 SABIDURÍA 

Una mujer
que pasa en bicicleta
a las dos de la mañana,
hermosas piernas morenas
bombeando los pedales
mientras la brisa le alza el vestido
y revela
un perfecto milagro
de carne femenina en movimiento.

Nuestros ojos
se cruzan un momento
y ya se ha ido.

Son cosas como ésa
las que te hacen darte cuenta
de lo poco que realmente sabes
de nada.-


SOLO

Es como siempre
habías querido
estar
y no podías
hasta que
de repente
lo estás
y entonces
ya no quieres
estar solo
pero claro
quién no quiere
lo que no tiene.-


                                                    Roger Wolfe

Imágenes: pintura abstracta contemporánea.




quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario