Páginas vistas en total

jueves, 20 de diciembre de 2012

Déjame

                                                  Homero Aridjis, poeta mexicano nacido en Michoacán en 1940. Es uno de los escritores más prolíficos de México. Periodista, novelista y catedrático, fue profesor de literatura mexicana en varias universidades de EE.UU. Sus obras más conocidas son: "Los ojos desdoblados", "Antes del reino", "Los espacios azules", Tiempo de ángeles", "Antología poética", etc. En 1993 la Universidad de Indiana le otorgó el doctorado Honoris Causa. Fue Agregado Cultural de México en Holanda y Embajador de México en Suiza.

                                "Esto es el mundo, sumisión de arena
                                 abrazo de cálida penuria
                                 escribir en tus ojos hacia adentro"



DÉJAME   Poesía de Homero Aridjis

Déjame
estoy lleno de ti,
no te perderé,
llevo conmigo tu esperanza invicta
y los diluvios de tu claustro;
he visto levantarse de tus pupilas
el sentimiento inaugural del hombre,
pero todavía no tengo la sangre
y la tierra y la palabra
no me pertenecen.-


ELLA VIOLENTA Y PÚBLICA

Ella violenta y pública
en el peregrinaje lento de las horas
que resbalan coloreándose hacia el alba

ella
exterminada y recobrada
por batallones en su misma mano

faz que se dobla en el arco
haciéndose durar

plenitud quebranto inclinación
centro donde el esplendor se esparce
o se concentra con el instante a la deriva

con los fetiches
con los proscritos de las calles
con las mujeres que llaman con susurros

con los que esperan que lo oscuro amanezca
para que su techo dorado

ella con lunas negras
pareja y cada uno de los oponentes
sobre el hallazgo y el trance

al fondo de su secreto brilla
alberga alas que la ascienden
ojos que develan sus brumas

la noche es su aurora
sacude en el pasmado al desertor
teje un manto de espanto en torno
de aquellos que niegan la justicia.-




                               POEMA

                               Pensabas
                               que el amor era bueno
                               y que volabas
                               en dos cuerpos
                               que eran el tuyo
                               y no eran el tuyo
                               al mismo tiempo

                               que la tierra era aérea
                               llena de camas y de puertas
                               llena de llaves y de ceros

                               y que la ciudad
                               con sus charcos y sus perros
                               eran un cielo sin fin para tu vuelo

                               pensabas
                               que tu cuerpo
                               diferente de su cuerpo
                               no era tuyo
                               si te alejabas un instante
                               de su abrazo
                               de su sol y de su suelo.-


TIENE LA MEDIDA DE MI SUEÑO

Tiene la medida de mi sueño
los ojos de mi infancia
ama lo que yo amo
lo que no retorna
lo que no llega todavía
se levanta en mis párpados
y de ahí hace volar sus sueños
Se desplaza y permanece
siempre es ella en todas partes
saludando al universo
Llena todos los días del mundo
y aún no nace porque no tiene fin
La encuentra en el silencio en la absolución
pero ella está dispersa respirando en todo
Si algún día llego a penetrar su alma
le daré vendimias de su cuerpo
el hombre el pasto la niebla.-



                                               
                                                              Homero Aridjis


Imágenes: pinturas del artista español contemporáneo Ricardo Sanz   

quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario