Páginas vistas en total

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Deshora

                                                         Eduardo Mitre, poeta boliviano nacido en Oruro en 1943. Viajó a Francia donde realizó estudios de Literatura. Radicado posteriormente en Estados Unidos se doctoró en la Universidad de Pittsburgh. Ha sido profesor en la Universidad de Columbia de Nueva York y en la Saint John's University. Ha publicado, entre otros, "Morada" (1975), "Ferviente humo" (1976), "Mirabilia" (1979), "Desde tu cuerpo" (1984), "El peregrino y la ausencia" (1988), "La luz del regreso" (1990), "Líneas de otoño" (1993), etc. Es miembro de número de la Academia Boliviana de la Lengua. Parte de su obra ha sido traducida al inglés, francés, italiano y portugués.


                               "Deseo escribir una loa
                                en honor de tu sexo:
                                Nido oculto
                                entre las lomas de tu cuerpo"


   DESHORA    poesía de Eduardo Mitre

La cercanía infranqueable entre sus cuerpos.
Un puente de miradas donde se cruzan
y se separan.
                      En sus labios:
un vaivén de palabras
o de silencios
-no la lenta fragua del beso.
No el hondo goce
                      ni la dicha tersa
de las desnudeces enlazadas:
sólo el roce eléctrico
de los muslos que se adivinan.

Sólo el asombro de conocerse
en la esquina
de los tardíos encuentros.

Y el sueño donde quizás se poseen
al lado
de otro cuerpo que duerme.

Y el carbón del deseo
que ha de volverse sin duda
puro diamante

al precio de no haber sido nunca
los dos el mismo leño
la húmeda llama
                              en el lecho
                                                 de esta única vida.-


DESDE UN PUERTO

Ese barco era un árbol
y ahora
            el mar piadoso
en cada ola le borra
el recuerdo de un pájaro.
Así, en cada amante,
al indefenso ausente
-sin rumor ni sangre-
rasgo a rasgo
             el tiempo borra.
El tiempo y el mismo amor
que -ávido de ser-
hunde su memoria en otra piel
ya un cuerpo en otro inmola.

Olvidar es morir
y renacer otra persona.-


PARA UN ADIÓS

Un abrazo y palabras entrecortadas
habrán dicho el adiós increíble.
Y entre tu cuerpo y el mio
manará sin cesar la distancia.

Como se apela a una hierba mágica
para sanar del mal de ausencia,
escribiré entonces estas líneas.

Y si el tiempo que nos une y que separa,
lo entrega un día a tu mirada,
léelo, mas no vuelvas la cara.

Hermosa y feliz en tu presente,
no cometas el error de Eurídice;
que yo, al recordar tu dulce voz,
cuidaré que me aten como Ulises.-


PRESENCIA

Ofrecía su silencio
                                como un vaso de agua.
Y al beberlo
                        se refrescaban las palabras.-


                                             
                                                              Eduardo Mitre


Imágenes: pinturas de las artistas Suhair Sibai (Siria) , Raquel Forner (Argentina) y del ruso contemporáneo Serhiy Reznichenko





quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario