Páginas vistas en total

miércoles, 19 de octubre de 2011

Las luces furtivas

Hace unos días me invitaron junto a mi amigo Severino a leer poesía en una de las actividades que se hacen en forma paralela a la Feria del Libro. Y allí fuimos. El lugar , totalmente refuncionalizado y exquisitamente decorado es una antigua carcel de mujeres. Eso, en principio puede producir mala vibra, pero también hay que pensar que es mejor que ahora sea un polo cultural donde se reunen los universitarios a estudiar en sus jardines, donde la gente puede escuchar conciertos en vivo junto a una fuente con aguas danzantes, pasear por las galerías y un montón de cosas más. Bien. El edificio que conserva su antigua fachada tiene grandes ventanales, era un contraste muy extraño entre la luz de la tarde que se colaba y las luces del salón de los poetas, era una luz muy especial. Por suerte había gente. A veces son aburridas las lecturas de poemas, las he padecido. No se si esta lo fue. Yo, entre otras cosas, dije esto:

LAS LUCES FURTIVAS

Es necesario que sepas algunas cosas
que había luces entonces
luces hay siempre en los paseos
y yo bajé al centro mágico
para que me tomaran la foto de costumbre
y vos no estabas
por los azules insinuados
de la naturaleza detrás de las ventanas
vos no estabas
después de terminar la lectura de este poema
sigo con los ojos abiertos
de comprensión
como otro enigma de la vida
y de la pérdida
la mente y el dolor.
Es el misterio que nos amenaza
quedaron atrás los aplausos
también la luz furtiva que atraviesa
el salón de los poetas
la escritura la infinita forma de rebelión
ante el olvido la pena extensa
y no te vi
arrugué el papel con mis palabras.

Había luces los muros se cubrían
de algunas flores tardías
o tempranas acaso
en el aura de lo nombrado.
Es algo más que palabras
que nos llevan y llevan
es necesario que sepas algunas cosas
pero tenés que estar.
Dicen que la memoria interroga al pasado
por costumbre como en automático
y de nada sirve entonces
toda esta gente que me saluda
que no se por qué
me felicita
si yo sólo dije algunas cosas
que había luces entonces
y vos no estabas.


                                          Quique de Lucio

Texto perteneciente a la serie: "La poesía no da respuesta"

1 comentario:

  1. no se si es que hoy estoy en vena de pèrdida, de los que no están y con su ausencia fulguran como soles envenenados (sed del ausente) que tu poema se clavo en mi tripa.

    ResponderEliminar