Páginas vistas en total

sábado, 8 de octubre de 2011

La poesía no se vende

La poesía no se vende porque la poesía no se vende, escribió en los ochenta Guillermo Boido. Por supuesto que esta afirmación tiene una connotación: no se vende porque no tiene precio o sea no se corrompe, ¿cómo se podría corromper si no tiene la mínima chance de que alguien le ofrezca un negocio sucio?. Se dice que la sociedad industrial es narrativa y no lírica, pero haga una prueba sencilla: ponga poesía en google y obtiene más de 62 millones de resultados, en tanto, si pone narrativa, obtiene unos 39 millones. Según el crítico Jorge Aulicino, la poesía fue siempre popular, porque no hay quien no crea haberla leído, reconocido, vivido y hasta escrito. Supongo yo, que por eso no se paga por ella.

SOCIEDAD DE CONSUMO

La poesía no se vende
porque
la poesía no se vende

METALENGUAJES

himnos de libertad no son la libertad
sólo la libertad es himno de libertad

Por supuesto, que estoy mencionando una visión general del género poético, muchas veces ausente del análisis de la literatura, hecho causado, por los mismos profesores en sus cátedras. Hasta pareciera que en los estudios de Letras se la escindió, casi ignorándola del campo de la literatura, a la que, sin embargo, dio origen. Todo esto, también viene a cuento, por el hecho del reciente galardón del Premio Nobel de Literatura 2011, el sueco Tomas Tranströmer, quien se dedica con exclusividad a la poesía y en particular al haiku de 5 o 7 frases. Una reivindicación sin duda. Los críticos comentan  que una dificultad con la poesía, podría estar en que se escribe siempre en presente.Y en este caso abarca demasiado. Pero una mente lúcida se sentiría justamente incitada a seguirla en esa especie de profudidad de campo histórico  o como resumen absoluto. Lo que todas maneras, parece cierto, es que un persistente racionalismo en los estudios literarios la dejó de lado. Veremos cuál, más allá del Premio Nobel, es su futuro. Confío que aún tenga vigencia ese célebre poema de Gabriel Celaya, que dice:
                                "Tal es mi poesía: poesía herramienta
                                 a la vez que latido de lo unánime y ciego.
                                 Tal vez, arma cargada de futuro expansivo
                                        con que te apunto al pecho"

(de: La poesía es un arma cargada de futuro)


Mientras tanto, sigamos con el poeta argentino Guillermo Boido:

PARIENTES

Esa terrible mirada de la piedra
esa luz viva del agua ese
dolor de la madera
esa madera antigua que
desde las cosas nos vigila

POETISOS

o la persistencia del silencio
entre los pliegues de la palabra nada

DISYUNCIONES

Lo real es una cuerda que aguarda ser tendida
de vacío en vacío como un nido de araña

o acaso es la luz que alimenta toda cosa
si nada es sombra si todo es ciego



Guillermo Boido (Bs. As., 1941). Poeta, Profesor de Física y Astronomía. Especialista en Historia de la Ciencia. Ha publicado: "Situación" (1971), "Poesías para escribir en un muro" (1975), "Once poemas" (1979), "Veinticinco poemas" (1983), "La oscuridad del alma" (2006), etc. Parte de su obra poética ha sido traducida al inglés, francés, portugués y alemán.



Imagen: pintura "Operarios" de Tarsila Do Amaral



quiquedelucio@gmail.com
Twitter@quiquedelucio

1 comentario:

  1. la poesía no se vende
    porque no, se vende
    ni se venda, ni se veda
    ni muta ni se muta

    comenzó en 1997
    por palabras de Mario Lillo,
    no Boido, aunque quizá
    son cómplices, no se


    ResponderEliminar