Páginas vistas en total

miércoles, 23 de mayo de 2018

Inmortalidad


Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 2.044-


                                                                                                                                   Ángel González

Poeta, catedrático y ensayista español, nacido en Oviedo en 1922 y fallecido en Madrid en enero de 2008. Miembro de la Real Academia Española, fue galardonado, entre otros, con  el Premio Antonio Machado en 1962, el Premio Príncipe de Asturias en 1985, el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 1996 y el Primer Premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada en el año 2004. De su extensa obra se destacan los títulos: "Áspero mundo" (1955), "Sin esperanza, con convencimiento" (1961), "Grado elemental" (1961), "Tratado de urbanismo" (1967), "Breves acotaciones para una biografía" (1971), "Prosemas o menos" (1983), "Deixis de un fantasma" (1992), "Otoño y otras luces" (2001), etc.


                                                                                                                   "Crepúsculo en Albuquerque
                                                                                                                     invierno, no fue un sueño,
                                                                                                                     lo vi:
                                                                                                                     La nieve ardía"   











INMORTALIDAD DE LA NADA

Todo lo consumado en el amor
no será nunca gesta de gusanos.

Los despojos del mar roen apenas
los ojos que jamás
-porque te vieron-,
jamás
se comerá la tierra al fin del todo.

Yo he devorado tú
me has devorado
en un único incendio.

Abandona cuidados:
lo que ha ardido
ya nada tiene que temer del tiempo.-



YA NADA ES AHORA

Largo es el arte; la vida en cambio corta
como un cuchillo
Pero ya nada ahora
-ni siquiera la muerta, por su parte
inmensa-

podrá evitarlo:
exento, libre,

como a niebla que al romper el día
los hondos valles del invierno exhalan,

creciente en un espacio sin fronteras,


ese amor ya sin ti me amará siempre.-




CANCIÓN DE AMIGA

Nadie recuerda un invierno tan frío como éste.

Las calles de la ciudad son láminas de hielo.
Las ramas de los árboles están envueltas
en fundas de hielo.
Las estrellas tan altas son destellos de hielo.

Helado está también mi corazón,
pero no fue en invierno.
Mi amiga,
mi dulce amiga,
aquella que me amaba,
me dice que ha dejado de quererme.

No recuerdo un invierno tan frío como éste.-



¿CÓMO SERÉ?

¿Cómo seré o
cuando no sea yo?
Cuando el tiempo
haya modificado mi estructura,
y mi cuerpo sea otro,
otra mi sangre,
otros mis ojos y otros mis cabellos.
Pensaré en ti, tal vez.
Seguramente,
mis sucesivos cuerpos
-prolongándome, vivo, hacia la muerte-
se pasarán de mano en mano
de corazón a corazón,
de carne a carne,
el elemento misterioso
que determina mi tristeza
cuando te vas,
que me impulsa a buscarte ciegamente,
que me lleva a tu lado
sin remedio:
lo que la gente llama amor, en suma.

Y los ojos
-que importa que no sean estos ojos-
te seguirán  a donde vayas, fieles.-



ELEGÍA PURA

Aquí no pasa nada,
salvo el tiempo:
irrepetible
música que resuena,
ya extinguida,
en un corazón hueco, abandonado,
que alguien toma un momento,
escucha
y tira.-




                                                                                                                                Ángel González


Imágenes: Pinturas de Francois Fressinier





quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario