Páginas vistas en total

sábado, 26 de mayo de 2018

Amantes callejeros


Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 2.047-


                                                                                                                                 Jorge García Usta



Poeta y ensayista de Colombia, nacido en Ciénaga de Oro en 1960 y fallecido en Cartagena en diciembre de 2005.  Estudió Filosofía y Letras en la Universidad de Santo Tomas de Aquino, fue periodista de  El Universal. Publicó numerosas obras de diversos géneros, entre los que se destacan los libros de poesía "Noticias desde otra orilla" (1985), "El reino errante" (1991), "Libro de las crónicas" (1989), "Monteadentro" ((1992 y reedición en 1997), "La tribu interior" (1995), etc. Autor de "Cómo aprendió a escribir García Márquez" (1995), una completa revisión del período formativo de García Márquez en Cartagena durante el periodo 1948-1951. Obtuvo el Premio Nacional de Poesía, León de Greiff, en 1984.


                                                                              "Era bella inclusive, al despertarse
                                                                                y después de comer ese pobre trigo nativo.
                                                                                En las esquinas, a su paso, hombres sudorosos
                                                                                interrumpian las liturgias y maldecían la muerte"










AMANTES CALLEJEROS

Instrucciones de uso

I

Tantas teorías rotundas
para los amantes callejeros,
tantos límites para el vuelo de la brasa,
tantos libros contra el beso y su poquito de aurora.

Banderas, pues, al paso
que hace de la luz
otro modo del tumulto.

Rompan toda luna, ocupen el mar posible.

Libre de amor,
ellos harán con sus vidas
un arte de caballos.


II

Todos los atavíos del sol
a los amantes callejeros
que hacen flotar los parques
con la orientación de los párpados.

Préstenles un cuarto el gran domingo
y el lunes volverán destruidos intactos
en paz con el primer anuncio de sus muertes.


III

Perpetua contraseña
la del llanto.

Ya ellos tienen la sangre contada.
Y ni el mar los consuela.


IV

Miran la noche
con una devoción que interrumpe
el verano numeroso.

Ella tiene en el cuerpo
ansia y llanuras.

Él prepara incierto,
el mapa del tránsito.


V

Don de las ventanas cerradas:
los amorosos se surten de luz
abriéndose los ojos.


VI

Buscando un aire sin cárcel
el primer gemido
certifica el futuro de la fiesta.

La furia se resuelve
en un labio exhausto
y el cielo se desliza como reunión de delfines.

Pero en la memoria del amado
late ya la nueva llaga.


VII

Paisajes
últimos
del mundo:

Amantes solos
calman al mar
con las sobras de su respiración.-



DEL SILENCIO

Cuando ella puso la mano de él
en su sexo intacto
y él uso la mano como quien roza
un fuego nunca prometido

Cuando ella lamió su ombligo
con aquella sed súbita y antigua
y él vio brillar su cuerpo
como una zanja de pedernal en la noche de la selva
ambos supieron que sus abuelos tenían razón.

La mayor pobreza está en las palabras.-




                                                                                                                           Jorge García Usta





Imágenes: Pinturas de Vicente Romero Redondo  (España, contemporáneo)







quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario