Páginas vistas en total

jueves, 27 de julio de 2017

Besar


Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.000 escritores, respetando el derecho de autor.




Publicación N° 1.752-




                                                                                                                Valentín Chacártegui

Poeta español, nacido en Palmas de Mallorca en 1983 y fallecido por suicidio el 13 de febrero de 2014 . Publicó en diversas antologías de España y fue colaborador en diarios y revistas literarias. Su poemario "La pluralidad de los jardines" es de 2010 y "El lento bals de las bestias" de 2013.


                                                                                                                     "entre el aliento
                                                                                                                       y la montaña
                                                                                                                       siete abismos
                                                                                                                       y mi alma"







BESAR

Besar,
arder
y consumirse.
Qué espontánea
sucesión de milagros.
¡pero besar !
¿no habéis nacido nunca
tras un beso otorgado
en sueños?-


***

Eres el instante
la desaceleración
de los astros,
Eres luz que emite luz
-Nunca precaria-
Eres lo que atisbo
en el espejo
cuando desnudo mi cuerpo
de inútiles aparejos
y dejo sólo
el rastro de mi corazón.
Mantén así tu sonrisa
al despertar entre terrores
mantenla así, tan concisa
y clara que no puedan las sombras
llegarte hasta el centro,
El centro de ti misma
cuando sonríes.-


***

Busco el lugar de mi infancia
ayúdame mar que interpelas
con la saciedad de tus espumas
a salir a la verdad en su lactancia.
De dientes tengo el alma llena,
contráeme dolor de las mañanas
dolor que reza: no te desangres,
no te desangres.
La sed me puede.
He abandonado ya por siempre
las lindes de mi infancia.-


***

No olvido
a las olas batiéndose
contra las rocas
-¿las oyes?
¿ves aquella ave lejana
emancipada de la oscuridad?-
No olvido tu sentencia,
el nombramiento
de nuestro pacto.
Sí, lo sé,
a menudo es difícil
sostenerse en pie
entre los frágiles
álamos de la niebla.-


***

Desprenderos de las máscaras
que acentúan vuestras miradas.
Huid de la normativa
y asestad el hachazo al verbo.
Dividí el amor para que llegue
más allá del límite
que imponen vuestros cuerpos.-


***

Navegábamos inútilmente
entre las voces de la montaña
nos arrancábamos los pétalos
esperanzados.
Era tu voz entre los juncos
y la arena de los meandros
un pico amarillo
y mi cuerpo, una danza
que celebra todas tus canciones.-


***

Ese instante de ti que no se agota,
esa fosa común donde paren
con frenesí tus besos enlutados.
Esa memoria que reitera
en la necesidad de ahogarnos,
para no repetirnos, para amarnos
sin descanso. Y es que todo es así,
voluntad de ti sobre las charcas,
esa voluntad que hace chocar
los cantos rodados en la línea
de la sangre. Justo donde golpea
el canto de las ranas a medianoche,
justo donde iniciamos los pasos
de la madrugada.
En el agua, a pesar de todo,
ese instante de ti que no se agota.-




                                                                                                           Valentín Chacártegui



Imágenes: Acuarelas de Marion Bolognese






quiquedelucio@gmail.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario