Páginas vistas en total

lunes, 5 de septiembre de 2016

Con la soga al cuello




Sexto año de una antojadiza antologá de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.400 escritores, respetando el derecho de autor.





      Publicación N° 1.462-                                                                                        
                                                                                 
                                                                                            Marvin Calero Molina

Poeta y narrador de Nicaragua, nacido en Juigalpa, Chontales, en 1983. Es ingeniero agrónomo por la Universidad Nacional Agraria , estudió la Licenciatura en Derecho en la Universidad Popular de Nicaragua (UPONIC) con estudios de especialización en Turrialba, Costa Rica. Es miembro del clan intelectual de Chontales y miembro fundador del grupo Nueva Generación Literaria. En el 2001 ganó el Premio Nacional de Poesía "Centro de Educación para la Democracia", en 2016 el Premio Internacional de narrativa de la Revista El Parnaso Nuevo Mundo, de Perú, etc. En el año 2000 publicó el poemario "Yo no conozco tu historia".



                                                                         "Los inmigrantes cruzan el Mediterráneo
                                                                          en sus barcas improvisadas de África a Europa.
                                                                          Sueños nutridos de esperanzas
                                                                          albergados en sus cuerpos deshidratados.
                                                                          La muerte los mece en el oleaje
                                                                          y el mar les canta una canción de cuna"                            







CON LA SOGA AL CUELLO

¿Cómo escribís la palabra Angustia
después de que las esperanzas mueren
bajo el árbol testigo de tu muerte?
Es el frío de la madrugada,
los gallos roncos esperando
que volvás a negar a Cristo.

¿Cómo escribís la palabra Angustia
con el último pedazo de cielo
ofrecido a alguien más?
porque hasta la salvación
está condicionada

Allá, al final del túnel de luces blancas
espirales diáfanas de la eternidad...
Lucifer y sus demonios pelean tu alma.
      Y al fin, amigo,
      para alguien
      al menos
      ahora
      sos importante...

Los vientos de la madrugada atestiguan,
mientras la soga se ciñe a tu cuello
que escribís la palabra Angustia
con las uñas desprendidas que emanan
sangre sobre la cáscara de tu asistente.-




HOY PUEDE SER UN GRAN DÍA

Para recoger las cortinas del cielo
que el sol no tenga miedo.
Salir a la calle y sonreír:
-porque sí, sin ningún motivo especial.
Poner tu mano en el pecho
y sentir que estás vivo.
Correr tras las palomas de la plaza
y abrazar a los amigos:
-porque sí sin ningún motivo especial.
Dejar el auto guardado
y salir en bicicleta.
Abrir los brazos y sentir que abrazas a Dios:
-porque sí, sin ningún motivo especial.
Escribir una carta para tu amor
y llevarle flores hasta la puerta de la casa:
´-porque sí, sin ningún motivo especial.
Quitarte la camisa y quedarte en playera
y dársela al señor que pide en la esquina.
Darle tu almuerzo al niño pobre
que no desayunó
y decirle hijo.
Llegar al hospital más cercano pintado de payaso
y hacer que la gente olvide las penas.
Decirle al mundo que sea feliz
y reír, soñar,
-porque sí, sin ningún motivo especial.-



CANTO DEL OPTIMISTA

Hoy es lunes
y estoy más alegre que un viernes;
tengo la oportunidad de cambiar
caras tristes
en rostros felices
      -yo también soy feliz-
la verdad no aprendí nada
de mi vida pasada
y eso es mejor.

Ahora podría ser
un jefe compulsivo
con la prepotencia
y la superioridad de la piedra,
enfocado en metas irracionales,
fumando para liberar el estress,
bebiendo café cada dos horas;
esperando el final del mes
y culpando a los subordinados
por mis discapacidades.

Nunca estuve mal
solo estuve
en el sitio incorrecto
con gente equivocada
que vive a destiempo,
que desayunan
un café cargado
que suelen almorzar
a las dos de la tarde
que acostumbra cenar
con el trabajo.
      compulsivos con el reloj
apegados a la agenda
con fechas montadas
y a gritar por todo.

Por eso escribo en este parque
donde los niños ríen
y me enseñan a ser feliz
con tan solo
un viejo columpio oxidado
y un tobogán de cemento...
sin tarjetas de crédito
para cenar en los mejores
restaurantes del pueblo,
sin etiqueta.

Corren tras una pequeña bicicleta
que lleva sus sueños infantiles...
no cuelgan en sus paredes
de salas lujosas
reconocimientos
ni títulos universitarios
pero se cuelgan ellos mismos
sobre las argollas del columpio
orgullosos de ellos mismos.

He encontrado la fe que tenía
y creo en un mañana de versos.-




                                                                                                Marvin Calero Molina




 Imágenes: Pinturas de los argentinos Carlos Carpani y Raquel Forner.





quiquedelucio@gmail.com





















No hay comentarios:

Publicar un comentario