Páginas vistas en total

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Verano

Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.


Publicación N° 1,143


                                                                                       Sergio Mondragón

Poeta y ensayista mexicano, nacido en Cuernavaca, Morelos, en 1935. Estudió periodismo e hizo estudios de lengua y literatura japonesa en la UNAM. Ha sido profesor de literatura en las universidades iberoamericanas  de México, Illinois, Indiana y Ohio, de Estados Unidos. Ha publicado, entre otros, los poemarios: "Yo soy el otro" (1964), "El aprendiz de brujo" (1969), "Pasión por el oxígeno y la luna" ((1982), "El aprendizaje del brujo y otros poemas" (1986), "Las eras imaginarias" (1998), "Poemas escondidos" (1999), "Poesía en movimiento" (1966), etc.


                                                                     "la loca poesía tiene el sombrero del sol
                                                                      la loca poesía tiene el manto de la lluvia
                                                                      y nos tiende sus hilos dorados
                                                                      y florece como una respuesta a todas las preguntas" 






VERANO

Floreció el verano
se incendió la hierba
copularon las flores amarillas
julio y agosto nadaron en el tiempo
la muchacha avanzó rompiendo melodías brillantes
yo la miraba deslumbrado
inventaba su imagen en lo fresco del corazón
el mes maduró las uvas en los patios
yo la miraba iluminarlo todo con los ojos
poner brasas bajo la luz del sol
desnudar paisajes de fósforo y burbujas
y con las llaves relucientes
abrir la puerta del deseo
agosto crecía hacia adentro de su cuerpo
doraba su piel junto a las fuentes
devoraba las uvas
mientras el tiempo hilaba mi destino
quemaba las pestañas de los ríos
y la muchacha detenía su paso de cristales
sus rodillas de sol resplandecientes.-


DOMINGO

Domingo por la mañana
día de libertad
pasan los globos de colores
oigo voces alegres a mi espalda
voces ataviadas de fiesta
domingo
día de lectura
día de rondas y de flores
día de búsqueda por el desván
día de bodas entre mi mano derecha
y mi pie izquierdo
día de podar los pinos del jardín
día de contar historias a los niños
pasan mis vecinos
van a sus placeres a los montes
a sus panes en los parques
a sus picnis sobre el pasto
domingo    domingo
tu sol ya está alto
tus pájaros están de viaje
tu viento silba cargado de nostalgia
en una atmósfera de plomo
domingo
pasa la carroza del fastidio
por la calle
y todos mis vecinos se trepan a ella
con la sonrisa de los labios.-


LABERINTO

no basta
mirar
es necesario poner en movimiento
los sueños del caballo de mar
de la memoria
los suntuosos palacios
soñados esta madrugada
no basta
escribir el poema
es necesario zambullirse en la concentración
del barrer
del amar del mirar el cuerpo de una hormiga
es posible entonces echar a correr
de cara hacia el misterio
contenido
en una taza de té
el poema se organiza luego
la máquina se para
y el paisaje comienza a cantar
se desliza la mano sobre el lomo del viento
un nuevo grito en el bosque se inaugura
un nuevo canto gotea hacia el asfalto
mi perro reza de rodillas
mi molinillo de oraciones trepida en el aire
ya todo es una feria volteada de cabeza
como una virgen perseguida
en los pasillos del laberinto
el místico laberinto
de una vara y una caja de laca
en la que guardo mi poema
lo doblo
y lo coloco en los estantes de la cabeza
mientras sales a la calle
y andas como entre el recuerdo del poema
que tramas
mientras te repites
no basta mirar
es necesario.-


INSOMNIO

la hora negra abre la boca
el tic tac de la carne crepita en la almohada

rostros desfilan monocordes y lentos
recuerdos humedecidos por los años
fermentados por las lluvias
de innumerables veranos
voces vencidas por la memoria
ciudades aeropuertos despedidas
                       ancladas en la niebla

la caravana
avanza contra la tormenta
búhos en sus nichos de roca
niegan lentamente con la cabeza balanceando
sus largas cabelleras
cuerpos canciones cementerios
                      arrastrados por el viento

el musgo del deseo el rumor de la rata
crujen en la sombra
el peso de la noche rompe la rama
el reloj cae sin fin

estiro la mano palpo la cama enorme
estoy con los ojos inmensamente abiertos
relumbrando en la noche.-


POEMA EN TRES

El lenguaje,
el cuerpo,
el mundo y su paisaje...

El poeta,
sus piruetas,
sus visiones y sus tretas:

en el reino inmantado
del poema,
donde todo se ve transfigurado.-



                                                                                        Sergio Mondragón




Imágenes: Pinturas de la artista de EE.UU, Tara Turner (contempránea)





quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario