Páginas vistas en total

sábado, 12 de septiembre de 2015

Lectura

Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.


Publicación N° 1.134-

                                                                                               Luis Riffo

Poeta, narrador y crítico chileno, nacido en Temuco en 1965. Estudió la carrera de Psicología dela Ufro y egresó de Pedagogía en Castellano  y Licenciatura en Lengua y Literatura Hispánica de la Universidad Católica de Valparaíso. Publicó el libro de poesía "Casi Nadie" (Editorial Bogovantes, 2015) y los libros de cuentos: "Los sueños de Mara" y "Marsolo" (1993). Ha obtenido reconocimientos en concursos de cuento, poesía y crítica literaria. Es editor nacional de la revista Litterae y escribe comentarios de libros para la revista "Invite" de El Mercurio de Valparaíso.


                                                                                   "Cuando escribo
                                                                                    todo tiene sentido.
                                                                                    Cuando vivo 
                                                                                    nada tiene sentido" 





LECTURA

Yo tambien creo que la poesía
no sirve, no salva
y el fuego que incendia la sangre del poeta
no es más que futura ceniza,
como ilusoria es la plenitud
después de escribir un poema.

Pero no puede ser mentira
ese brillo en tus ojos
cuando lees en silencio
estos versos inútiles.-


CIUDADANO EJEMPLAR

Camina a través de la oscuridad
que nutre sus nefastos presentimientos
y se refugia en la multitud que contempla
los electrodomésticos en sus altares,
cuentas de vidrio, fuegos fatuos ofrecidos
a cambio de una condena a trabajos forzados.

A veces percibe un silencio absoluto,
un secreto a punto de estallar en su cara.

Intenta guardar la calma, aparenta
una normalidad espeluznante,
se peina, lustra rigurosamente sus zapatos,
cumple sus obligaciones
con la exactitud de un asesino en serie.-


EL INTRUSO

Entro en mi casa
como un ladrón incauto
ajeno a su propio miedo.

Nadie me espera,
solo mi sombra se asusta
como un fantasma
ante su repentino reflejo,

su versión de carne y hueso
apretando un manojo de llaves.

Qué buscas, me pregunta.

Si lo supiera, le digo.
Si lo supiera.-


LOS LÍMITES DEL DÍA

Me levanto a buscar
mi cara en el espejo.
Imagino el mundo paralelo
en el fondo del azogue,
la inquietud simétrica,
la réplica exacta del tedio.

Nada de paraísos perdidos
ni eternos retornos
ni el fin de la historia:

Tan solo un día de trabajo
que empieza a apagarse
con la primera luz del día.-


LA ANGUSTIA DE LAS INFLUENCIAS

¿Cuántas veces hemos dicho
silencio, sombra, nada, muerte?
Si bien nos definen, son sólo préstamos
a cuya morosidad estamos condenados,
víctimas de una hidropesía incurable
que nos hace beber de aguas ajenas,
aunque el dolor o el tedio
instalen su negocio en nuestro territorio.

Porque la pequeña noria
se ha secado irremisiblemente
al fondo del patio,
trasvasijamos gota a gota,
derramando casi todo en el trayecto,
desde centenarios manantiales
hasta la oquedad vacía
donde vibra un eco incomprensible.-


ITINERARIO

Nada sé lo confieso de mi futuro
pero lo que dejo a mi paso lo soñado
que ha caído en mis manos para parirlo
extiende solo sus ramas hacia el cielo
hacia lo hondo alto que se cuela
durante el camino
y sus lentas raíces hacia lo primitivo
los oscuros miedos de la tierra que me transporta
valiente en las alturas mientras mis pies tiemblan.

Sé en todo caso que las bisagras están juntas
silenciosas ocultas inútilmente en el óxido
desoyendo las puertas golpeadas con angustia
los gritos de las caravanas que vienen ansiosas
persiguiendo umbrales que moran vírgenes
bajo el amparo apretado de las bisagras
y yo por ahí cerca llorando o riendo
qué importa si al fin todo es camino
todo flamígero desde la semilla hasta la ceniza
y yo por ahí evitando las antesalas
invadiendo la vida en sus desnudos terrenos
descifrando sus ambiguas confesiones
y yo por ahí burlándome de las ociosas bisagras
de su muerte encadenada a las puertas cerradas
mientras encuentro ventanas grietas túneles
y yo por ahí saltando del amanecer al crepúsculo
segundo tras segundo olvidando las muertes
olvidando las obsoletas puertas.

Además todo empieza a ocurrir ahora
en este parpadeo que me ciega y se va con su sombra
en este teclear torpe de mis dedos con que manifiesto
esto fugitivo que recojo por las calles
esto encontrado que se eterniza solo
esto construido para el ahora que se hace semilla.

Nada sé es verdad de mi futuro
y si vinieran a decirme que he muerto
diré No importa, traté de hacer lo que pude
y mañana mi esqueleto buscará la tierra.-



                                                                                          Luis Riffo


Imágenes: Pinturas de Egon Schiele  (Austria, 1890 - 1918)




quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario