Páginas vistas en total

lunes, 2 de febrero de 2015

A vuelo de pájaro

Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



                                                                      Maríamatilde Rodríguez


Poeta, cuentista y catedrática colombiana nacida en Barranquilla. Vive en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina donde ejerce como Rectora del Instituto de Formación Técnica Profesional. Su principal poemario es: Los hijos de paisaje", también ha publicado: "La sonrisa del perro", "El acecho de Marquesa de Lucuoa", "La entrevista", "El canto de las tijeras" y varios ejemplares de colecciones de cuentos como: "El espíritu llega a la medianoche" y Omalina la muda".


                                                        "Miraba hacia adelante como una cabra al borde
                                                          En otro extremo crepitaba el hueso
                                                          y un poco
                                                          el ruido de la infancia"





A VUELO DE PÁJARO

De ser posible no crea en la geografía de este reino
aquí hasta los árboles se asustan
No crea nunca en los diarios
Ni en los libros
No revise su correo
No trate de agarrar las manos
de esta tierra de nostalgias
No trate de enmendar el tiempo
con cavilaciones matemáticas
No se esconda en esta forma
de fe ni castañee los dientes cuando
el alba lo desnude con los huesos cuarteados por el llanto
Salga de noche mientras las iglesias duermen
Aguce el oído para sentir como baja
el agua por la memoria de una niñez
bajo el tupillo
Escuche los silbido del totumo
El movimiento del reptil sobre la hoja
El sigilo de la mantarraya cuando
atraviesa el cielo salado de sus
lágrimas
y sobre todo
sienta las miradas
sobre su lomo de hombre
las que le dicen que tranquilo
que después será, que de pronto en algún lado
un país existe sin suspiros.-


MANDAMIENTOS PARA ACABAR
CON UNA COSECHA DE MANDARINAS

Palpar es importante
Y acariciar la curva de la esfera
Y oler la tierra en el color
En los poros
y las nervaduras
que temblarán ante el filo de tus dientes
De ser posible envolverla toda con la mano
Y seguir acariciando como si pudiera volar
como si se quisiera ir
y la boca fuera el único refugio de sus alas
Luego hay que morder la fruta entera
hasta que la savia se confunda con la sangre
Y cerrar los ojos
Para verte mejor como en el cuento
Y sentirte mejor como en el cuento
Y bailar sobre la desnudez
Y quitar la piel de la piel
Hasta que no sepas qué hacer con las semillas.-


LA MEMORIA ENFERMA

Ahora el tronco de la Bestia
El recinto en penumbras
La invocación sin respuesta
La bujía ausente de la noche
Y el quejido
Y el quejido
de Patasola, de madremonte,
de madremuerta enamorada del viajero que anida
                         en su pecho una factura gris
y un misterio
Dos abismos juntos
Diecisiete vacíos de lodo y espanto
El olor de las almas líquidas
La sequedad de las frutas en el verano
Las tiendas de campaña
detenidas bajo la lluvia
El retrato partido
La carta que no llega
El recuerdo que aparece imprudente
entre los labios
La mentira de siempre
La epopeya de los libros bajo el brazo
La miseria de las venas vacías
de paraguas que se pierden
Las vacas de Atayanama
Los amigos que no están y mi espera
Y el quejido
Y el quejido
De Patasola, de madremonte,
de madremuerta enamorada
del susurro de un viajero
y un espanto
que guarda una factura gris en el bolsillo
Una luz felina entre los senos
El baile de la momia sobre el tiempo
Mi cara triste
El barullo silencioso en los dragones
Los momentos de celaje encima de las filas
Las estatuas partidas por la piedra
angular de una caída
Tu dirección en la memoria
Y la memoria enferma
Los lirios en las manos de la novia
La carta sin destino
La defunción de las rosas en el agua
Los mapas cuarteando la geografía del paisaje
Los pasos y las huellas
Los días de fiesta donde falta la fiesta
El plato vacío de tu risa
Y el sol otra vez
Pronosticando la vida.-


                                             
                                                                    Maríamatilde Rodríguez




Imágenes: Pinturas de la artista francesa Berthe Morisot.



quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario