Páginas vistas en total

viernes, 5 de diciembre de 2014

Nunca


Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.




                                                        Antonio Cubelos Marqués

Poeta español nacido en Ponferrada, León , en 1974. Ha participado de varias antologías y publicado los libros: "La mitad de la luz" (Colección Baños del Carmen, 2009) y "Julia" (Ediciones Vitrubio, Madrid, 2013)


                                                              "El deseo es 
                                                               contundencia también
                                                               Y el olvido
                                                               tu mayor fortuna"

                                       


NUNCA

Nunca ha cesado
en realidad, sigue ahí,
el silencio, solo esa charca
sucia, que nunca
desemboca. Sigue ahí.
Alimentada
de sí misma, engullendo
cadáveres de ruidos, risas,
pieles. En sorda
o pesada digestión. Nunca
un lugar maloliente
tuvo un nombre
tan claro:
memoria.-


ÁNGEL

Hay quienes piensan que es
como el viento,
como la súbita luz
en la tormenta
al final del verano: no sabemos
y nunca
durará en la memoria.
Solamente una vibración, un aleteo;
acaso, el fulgor
de un aliento, unos cuantos pasos
más atrás. En la luz aún palpitante
del abismo, el fondo en la pupila,
es el más solitario.
Es solamente un guerrero;
conducido por el ardor
y la resurrección.-


EPÍLOGO

Hubo más muertos.
La fe pública en silencio esperaba
al borde en los caminos.
Pero no hay tiempo;
hay nieve negra cayendo en las palabras.
Y aquí, alzada la memoria,
derribo el corazón
buscando
pero nunca jamás el paraíso.-


CAMINAR DESCALZO

Es la hora
de las puestas de sol,
el deterioro de un ritmo
lleno de fotos fijas.
El tiempo pasado es nítido;
madurado en la boca,
el tiempo, concebido sin música,
puede imaginarse
adherido a la piel.
Derraman
fragilidad las horas.
La luz, no complaciente,
a la que llaman costumbre.
Los párpados, las cortinas abiertas,
dejan pasar la brisa. Cualquier
pensamiento ahora
tiene olor a madera.
Caminar descalzo
por un suelo ya antiguo: también
la memoria cruje;
y da confort.-


EN OTRA MEMORIA

Sin lazo alguno
este tiempo se agota
como en fotos
no reveladas por la lejanía
pero sí en otra memoria
de quienes pudimos ser
aquí
sin desatarnos.-


LA CASA OSCURA

Es la justa certeza
de estar sólo ante el mundo
hay tanta gente que huye,
que sostiene
después de tanto tiempo
una excusa en las manos.

Es la justa certeza
Esa llamada que nunca recibimos; ese dolor
de los espacios hostiles.

Porque no hay refugios
sino tan sólo pronósticos.
Esta necesidad de luz.

La casa oscura, el niño
que todavía ama.-



                                                Antonio Cubelos Marqués


Imágenes: Pinturas de Diana Elena Chelaru (Rumania, contemporánea)




quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario