Páginas vistas en total

viernes, 12 de diciembre de 2014

Amapola de papel

Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura  y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.


                                                                    Jean Turpy

Poeta y editor mexicano nacido en Iguala en 1957. Ha tenido bajo su responsabilidad varias revistas de Sinaloa como "Tinta Fresca", "La Revista", "Clío" y "Generación 90". Es autor del poemario "Escombros" (1994). Actualmente cursa el Doctorado en Ciencias Sociales en la Universidad Autónoma  de  Sinaloa. Textos suyos han aparecido en diversas publicaciones impresas de su país y el extranjero.


                                                       "De prisa, muerte
                                                        que estoy a punto de sucumbir
                                                        ante la vida"




      AMAPOLA DE PAPEL

I

Arrastro la pluma
      y me arrastro
      tras mi ausencia
Carezco de cuerpo
      araño el cielo
Me sumo en el perfume juguetón
      de tu perfume
      disuelto
      disperso
      entre las nubes
Te acaricio
(sueño tu fragancia)
me recuesto sobre tus pétalos ajados
      Deliro
Hablo
el lenguaje de las aves
      que dialogan con el viento
mientras agito tu cuerpo transparente
      flor de agua
artificio febril
que despliega la magia de su vuelo
Flor de tinta
      insomnio
      y humo
Tu herida es mi cielo
tu sangre
mi abrevadero de sueños
Soy el murciélago
      que danza enloquecido
      saludando tu soberbia
soy un ángel nocturno
      golpeado por el sol
      cegado por el día
Me inclino ante ti
       caigo   ruedo
       no soy nada  estoy vacío
Ámame
flor mujer
      hembra silenciosa
      Duermo
Al abrir los ojos
      te encuentro cobijada entre mis brazos
      tibia
      con el calor de la muerte y de la vida

Llévame a poblar tu mundo
      de mariposas cotorras
      peces de alas vespertinas
      insectos de colores tenues
Que vagan describiendo círculos concéntricos
Llévame donde el río se viste de silencio
y el arcoíris
      descubre su fortuna
      acumulando el sueño
      de un sol en cada gota

Deja que busque mi placer perdido
      en tu amable cuerpo inmerso
juntura de terciopelo y tacto ciego
Déjame gritar
No puedo más
      ¡me hundo
      me hundo!
      (me hundo)

Tus manos de seda virgen
      estrangulan con tristeza
     la palidez de mi mirada
Alguien grita
      ¡o es tu silencio el que escucho?
De un lado a otro
      me golpea
      me desborda
una frase escrita
      en el fluir de mi sangre:
"Nadie se suicida dos veces
                       en el mismo río"


II

Amapola de papel
      corola de pasiones exquisitas
dardo somnífero
       punzante
      festivo
      alado
Proyectil que hiere al Zenón incrédulo
     Terco
      que me habita
y asoma diciendo
      "Una ilusión
       mi cuerpo no está rasgado"
-y ríe inconmovible
Agazapado en mil figuras
      acaricio
La luminosa silueta de tus páginas
      galopo
el ritmo estático de tus pétalos
El humo es música
      muero de sonidos
      ¡baila!
      ¡baila!
Reptil de venenoso aliento
      sierpe del ensueño
destroza la helada rigidez de mi flauta
      encanta con tu festiva danza
las fugaces notas
      que nacen para morir
      y mueren vivas
      (la música se esconde)
     no
     no te alejes
     ¡detente!
-giras
eres otra
tu sonrisa es una oración
      que mi memoria abrazar no puede
y se desliza como miedo en la carne
De pronto
      una frase salta
      duda
      se ufana:

"El río se detiene
      a coquetear con la orilla"-


III

Llego ante ti
      huyendo del paraíso cotidiano
     maldito
desquiciado
      irremediable
vengo de un lugar que no existe
      y nunca olvido
emerjo de un pasado que no es mío
      que nadie reclama suyo
de un tiempo que se repite infatigable
      que no cesa de imitarse.-




                                                                 Jean Turpy



 Imágenes: Pinturas del artista ruso Wassily Kandinsky  (Moscú, 1866 - 1944)  


quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario