Páginas vistas en total

viernes, 1 de agosto de 2014

Galería de la fiebre

Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía universal de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



                                                     Luis Ángel Lobato Valdés

Poeta y narrador español nacido en Medina de Rioseco, Valladolid en 1958. Es Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Valladolid.  Ha publicado, entre otros, "Galería de la fiebre" (1990), "Pabellones de invierno" (1991-1995), "Regreso al tiempo" (1996), "Lámparas" (2007), "Sentados o de pie" (2010), etc. Obtuvo el III Premio Nacional de Poesía Ángel González en 1987, II Premio de Ensayo Argaya de la Diputación de Valladolid, en 1991, etc.


                                             "Por la electricidad de mis ojos,
                                              la corriente de una ciudad malva,
                                              el trayecto de su cielo agujereado
                                              de instantes movedizos" 





DE GALERÍA DE LA FIEBRE

Detrás de todo esto llegan para ti
los azules copos de la fiebre, el sueño
de lo que nunca fue
seguro
en tu mirada,
la gratitud de la nieve intensa y el verdor
del aire,
el viento oeste que tendido entre las nubes
abre todo aquello que nos trajo la locura.



LÁMPARAS

"Si muero piensa tan solo en mí"
Se carbonizaron
hace tiempo las trincheras.
No es una ficción.
Ayer imaginé
que tú nunca exististe
pero al término
de la palabra
diciembre
el lacre de la escritura
continuaba anexionándote.
Pienso tan solo en ti.
Parece que el frío
repercute
en el latente metal
de estas tardes.
Los ascensores
y las grúas se fraccionan.
Como en un trozo
de descanso,
pienso tan solo en ti.-


Viene hacia nosotros
el oxidado amanecer.
El resplandor es opaco.
Se posa
como resina en el reguero.
Tú sueñas.
Ha dejado de nevar.
Es triste
ese silencio comprimido
entre el enfoque
de dos pendientes
y el enigma
de una pulsera.
Se han roto
unos sabores.
Otros traspasan
su dicción.
Uno
a uno.
Son arenas movedizas.-


DÓNDE ESTABAS EL FIN DEL MUNDO

Es abandono: estanque
de la fobia,
techumbre.
Pero ¿a quién pedir auxilio
si la arritmia
bautismal
se ha desplomado
sobre el mundo?
Mi amor: el polvo
desgastó las fotografías
esparciendo tu belleza
a través de los meses.
Y no hace falta sentirse
irremediablemente
loco
para entender
que en estas fábricas
de insomnio
se forjan
incensarios
donde trasladar
las osamentas de los dioses,
sus limaduras.
Voltaje de estrellas polares
para dormir
sin ti.
Alucinación de laca.
Filamento
norte
hacia la Osa Menor .


Resolver
con términos abstractos
las esquirlas de tu causa, su depredación
colateral, las tachaduras.
Sin embargo, en mi mirada
solo crece
la parálisis
de las avenidas zombis,
la propiedad confusa
de idearte cerca de mí.
"Ven amor, y acuéstate a mi lado"
me digo
mientras cae
de nuevo la nieve
y por el daño de la carretera,
entre máscaras nómadas
y candiles de mercurio,
tenebrosos arcángeles psíquicos
acarrean el espíritu de Dios
al crematorio.
Y su esqueleto
reinará sobre los desagües.-


                                                       Luis Ángel Lobato Valdés




Imágenes: Pinturas del artista polaco Zdzislaw Beksinski  ( Varsovia,24/ 02/ 1929 - 21/ 02/ 2005)



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com

1 comentario:

  1. Encantada de llegar hasta tu blog y leer tus poemas.
    Saludos
    Rosa

    ResponderEliminar