Páginas vistas en total

jueves, 24 de julio de 2014

Teresa

Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía universal de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



                                                    Ricardo Herrera Alarcón

Poeta chileno nacido en Temuco en 1969. Reside en la ciudad de Carahue IX Región. Ha publicado: "Delirium Tremens" (2001), "Sendas perdidas y encontradas" (2007), "El cielo ideal" (2013). Participo en varias antologías, entre ellas. Antología Poética Chilena del año 2005.


                                        "Qué hace un hombre en una casa sola?
                                        Lee un poema de Teillier?
                                        Enciende el fuego?
                                        Un hombre solo en una casa sola"





TERESA

Soy la máquina de hacer poemas
se me acerca alguien ebrio
o llorando
Y pega su mejilla a mi cara metálica
y dentro de mí empieza a nacer
el poema
Que luego expulso por una ranura
que hay entre mis piernas

La extensión del poema varía
por los grados de ebriedad o tristeza
o el aura
Reconozco el aura

También puedo escribir poemas
a gente muy dichosa
seres que han perdido la fe

Soy la máquina de hacer poemas
no siento frío por la noche
no siento calor por el verano
Me da lo mismo la lluvia o el sol
No tengo recuerdos ni sufro
si alguien me abandona

Poemas de amor o de odio
Escribo lo que me pidan
Solo debes pegar tu mejilla
a mi cara
Quedarte allí unos segundos
en silencio
y se activa mi memoria poética
Se combinan millones de palabras
en mí
Puedo leer tu corazón
no debes decir nada
Solo esperar en silencio que el
poema se escriba
y luego retirarlo
recién salido del horno
Todavía caliente la hoja
sin sangre sin sudor sin lágrimas

Un poema nuevo entre la niebla
Para tu corazón enfermo.-


PARA FERNANDA

Es sólo cosa
de abrir la tierra y echar
un poco de agua
Cuidando que no escape
por ningún extremo o borde.
Luego arrojas hojas y barcos
con guijarros
Y si quieres
también colocas bichos sobre las
hojas
o en las habitaciones de los barcos
colocas aves o animales pequeños.
Luego construyes
otro pozo cerca
y construyes un canal que una los
dos ríos o mares
por donde desemboquen los barcos
y las hojas
Y sobrevuelen las aves o tú
sobrevueles vigilando todo.
Si quieres yo te sigo
construyo al lado del canal
una carretera fantasma
y te sigo hasta el mar
en el auto fantasma.
Para que las mareas se alteren
tienes que hacer que llueva.
Eso es lo más fácil: mojas tu largo pelo
y luego lo sacudes
Y empieza la llovizna la zozobra de las embarcaciones.
Yo te puedo ayudar a construir
los barcos si quieres
Y te puedo ayudar también a
construír los ríos o mares
y el canal que todo lo una.
Tú me dices y yo te sigo
por la carretera fantasma
en el auto fantasma.-


A TODAS PARTES

Me enamoré de un libro lo llevo a todas partes
y en la noche lo dejo dormido sobre mi pecho
y en la mañana al despertar lo primero que digo a mi mujer
es un fragmento del libro que amo.

Luego salimos juntos el libro y yo
y en el bus una vez que abandonamos el pueblo
lo tomo entre mis manos como si fuera
una avecilla asustada
como si fuera el oro o un rubí descubierto entre los escombros
de mis días.

Y lo miro
como si fueran muslos y no palabras

Y lo toco
como si fueran senos y no hojas.-


                                             
                                                       Ricardo Herrera Alarcón




Imágenes: Pinturas del artista contemporáneo de Bolivia, Orlando Arias Morales



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario