Páginas vistas en total

sábado, 19 de julio de 2014

Para sangrar

Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



                                                           Sebastián Olaso

Poeta, cuentista y editor argentino nacido en San Nicolás en 1968. Estudió Letras en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. En 2007 dictó seminarios sobre creatividad en la literatura en el Lateinamerika - Forum de Belín, Alemania y en la Maison de l' Amerique Latine de Estrasburgo, Francia. Ha publicado los libros de poesía: "Control sobre mis ojos" (2006) y "Tiranía del desborde" (2009). Participó en varias antologías, entre ellas:  Conaculta, México, 2008.


                                                       "Sucede que salvarse
                                                        es doloroso y complicado.
                                                        Sucede que vivir es doloroso
                                                        y complicado"




PARA SANGRAR O VOLVER
I

Hay aguas que son luz en la sangre
y su gorjeo
me despierta, me desnuda, me despide, me destruye,
me desea
y yo me detengo a vivir,
bajo la lágrimas del pecho que se sabe envejecida.
Ya no será temprano en esos acuarios prometidos
donde mis padres soñaron lo que soy
y donde ser lo que han soñado es apenas un fraude,
una galaxia triste y diminuta
sin más que un cuerpo donde girar
o recostarse
o reconocer impensables cadenas
de ajeno rojo amor.
En estas aguas he aprendido
a serenar los ocasos invisibles
que con solamente tres palabras
me permiten morir, o matar o viajar
hacia otros corazones
que en este silencio, son la misma cosa.
Como un peldaño lanzado al viento
escalo
vibro
nado en estas aguas que son luz en la sangre
con la tarea despiadada
de ubicarme en mi osamenta,
de acostumbrar mis contornos a la gris
estructura
de este habitante feliz,
que tiembla por mis dedos
y deshace valijas.

II

A veces me lamento de contar
con tan pocas palabras, con tan pocos gestos,
de sentir apenas lo que siento,
de no poder diseñar otro destino
con otra fuerza, otra dimensión,
que se prolongue un poco,
tan sólo un poco más allá.
Me lamento de estos límites
de estas desgraciadas cadenas
que me atan como si mataran,
que me ajusten al talle de lo que soy
sin dejarme empujar mis miserias un poco,
tan sólo un poco más allá.
¿Cómo desgarrar este entramado,
cómo seducir las amplitudes de la ausencia,
cómo resolver esta ecuación de sumar  sumar
tantos puñados de pobreza que nunca serán otra cosa
que uno, que la unidad de uno mismo:
el esfuerzo más el dolor más el coraje
el amor, más el futuro más el verbo, la osadía
más el hambre, el miedo más la música?
Sumarse por completo es casi como no sumar nada,
es casi lo mismo que arrastrarse por los gastados
papeles de la tierra
dejándose vencer antes de dar el primer paso,
antes de dar el primer beso, la estocada más feroz.
Es casi lo mismo llorar que desnudarse
mentir que gritar, dormir que mirar fijo,
que mirar fijamente a los ojos para afirmar las pasiones,
que mirar fijamente los ojos para no escuchar.
A veces me lamento de que tanto mundo por delante
se escape irremediablemente
de mi paso por el mundo.-


TIRANÍA DEL DESBORDE
II

El huésped
revolvió entre los secretos
que yo escondía en mis cajas.
Los manchó de ajenidad.
Y después de llevarse
lo que nadie debió ver
me dejó
vacío de misterios.
Desnudo.
Delatado

IV

Pero cuando algo sucede,
lo más importante es lo que sucede
detrás.
Detrás de una guerra
sucede que los pueblos
recuperan la caverna.
Detrás de un nacimiento
sucede que los pueblos
reconstruyen la caverna.
Detrás de un olvido
sucede
que los pueblos
reclaman
la caverna.


                                                             Sebastián Olaso



 

Imágenes: Pinturas del estilo naif o ingenuo, de distintos países.


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario