Páginas vistas en total

jueves, 17 de julio de 2014

Perspectiva


Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.


                                                           Eutiquio Leal

Poeta , narrador y ensayista colombiano nacido en Chaparral en 1928  y fallecido en Bogotá el 13 de mayo de 1997. Profesor universitario, fundador de los primeros talleres de literatura en Colombia. Escribió los libros de poesía: "Mitín de alborada" (1950), "Ronda de hadas" (1978), "Trinos para sembrar" (1988), "Música de sinfines" (1988), "Trinitarias" (1996), etc. Su novela "Después de la noche" (1964) ganó el Primer Premio Literario de la extensión cultural de Bolivar.


                                                       "Trinaba sin partitura
                                                       ni diapasón
                                                       en compañía
                                                       de su propia sol-edad" 






PERSPECTIVA

De su verde siniestro revestida
anda la sombra anónima
farisaicamente acribillando
banderas
y florestas y esmeraldas.

Regida desde el trono palaciego
marcha a cegato golpe militar
hacia los cementerios
de la historia.

Tarántula iracunda sin oriente
por entre socabones
enlutados
va intentando el retrecho de la aurora
en libertad y en trance
para otro siempre de seguir amando.

De paso en su locura precipicio
está pudriendo todo,
acribillando los luceros signos
de la feroz contienda.

La oscura muerte ahora
ha de morir también en el combate
de donde brotará la nueva sangre
entera, proclamada.-


CONFESIÓN

En este deshojar
ya margaritas, ya torrentes nuevos
o lunas en su mengua...
tras este consumir entre suspiros
los horarios
y la galaxia allá remotamente...
hemos venido yendo
para tornarnos de ilusión polvo sensible,
fríamente más férvidos
y de manzanas menos rombos sabios.

Ya no sabemos casi la azucena
de la luz cantarina,
ni el mimo revoltoso de los vientos,
ni los impulsos mágicos
e intrínsecos
del dolor confortante...
y ya la hiel de los desvelos
es una incierta gran desconocida
que no encuentra su albergue
en tanta nube
carbonera, misteriosa y apetente.

Peregrinos en trocha promisoria
¿ahora entendemos más
y conocemos menos la congoja?

Siquiera si supiéramos profanos
una brizna de rojo
el cómo se incinera el otro cielo.-


DERROTERO

El río mal dormido que se fuga
de entre su fría roca
por el poro sutil de las aristas
lleva carnosos roquedales suyos,
despeinados.

Todo un rumor licuado como música
punzando tercamente ahora mismo
con nostalgia ritual
de anteriores entrañas ya perdidas.

Afluente de canciones siderales
y de espejos sedientos
directamente en vocación oceánica;
nota triunfal, guerrero retumbando
un no sé qué de
alondra o de lucero.

Solitario licúa su destino
en saboreo de yerbas migratorias:
proyectará sus ínclitos retratos
multiformes
de tronantes cristales
a las claras alturas de su lecho
sobre arena profunda consentida.

Por sus venas ligeras
va palpitando siempre bajo el trueno
de nueva risa errante
con su piel en frescuras irisadas,
fiel a la vida misma y sus furores.-


OQUEDAD

No asentarse primero
en ningún lino,
ni siquiera en el ala muy coqueta
de la rosa,
que era la fosa de antes.

No sentirse seguro
en una hoguera ni en un trono
que no hayan sido la palabra siempre
de los meandros estelares
en el pecho tatuado.

Sólo ha un tránsito infinito
donde existir en pleno
con todos vuestros versos y huracanes.-


                                                             Eutiquio Leal






Imágenes: Pinturas del artista Pedro Lira


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario