Páginas vistas en total

jueves, 9 de enero de 2014

Marina

                                                                  Humberto Garza

Poeta mexicano nacido en Montemorelos, Nuevo León en 1948. Incursionó en la poesía desde los doce años de edad, y tres años más tarde emigró con su familia a Estados Unidos, estableciendose en Houston, Texas, donde reside desde entonces. Sus trabajos han sido difundidos en importantes publicaciones literarias y radiales. Una antología de parte de su obra está contenida en "Un tiempo escondido" publicado en el 2003.


                                    "Respiraba en mí, en mí; pero muy dentro,
                                     como los tiernos brotes de una planta pequeña.
                                     El aire de tu vaho llegaba al pensamiento
                                    dándole vida al canto del pájaro que sueña"




MARINA   poesía de Humberto Garza

Surgías como hada en el silencio
de mi deseo amargo,
tu piel iridescente semejaba
divina flor de mayo.
Mis ojos perseguían tu mirada
y el rumor de tus labios;
rompía los hechizos de la noche
con amorosos cantos.

La fiesta de las rosas perfumaba
tus adorables manos,
llegaba una brisa de nostalgias
hasta tus ojos claros.
Marina, las cosas te adornaban
como la hierba al campo,
yo buscaba caer en la prisión
de tus lejanos brazos.

Mi voz acompañaba la tiniebla
por entre candelabros
que después el proscenio revelaba
tan sólo eran retablos.
Duele saber, amiga, que las aguas
de ese bullente océano,
han dejado el salitre de tu cuerpo
en mis ardientes labios.

Seremos cual estrellas yuxtapuestas
por un dictado extraño,
hablando de cosas inconcretas
un lenguaje raro.
Tú, llenando de magia y transparencia
este universo largo.
Yo, buscando llegar a tus oídos
con mi ruido de pájaros.-


MAÑANA


No bordaste el pañuelo
que te pedía,
voy a marchar sin él
por esta vida.
Si llego al cielo
no llevaré de ti
ningún recuerdo.

Todos están cantando
mientras te busco
entre los ruidos grandes
que hay en el mundo.
¡Ay, si yo fuera!
el corazón del astro
que tú deseas.

Ángel de medianoche
cuando te escondes,
quieren enamorarte
los soñadores.
Ángel divino,
quiero escapar del mundo
y volar contigo.

Pétalo mañanero,
vas por el viento,
y mi suspiro en llamas
te va siguiendo.
Allá en los montes
no me confundas nunca
con otros hombres.

Voz de los naranjales,
azul del cerro;
convertido en palabras
marcho del pueblo.
Lluvia de cera
cubre y preserva todo
hasta que vuelva.-




                                                                Humberto Garza




Imágenes: Pinturas del artista francés Henri Matisse (1869-1954)



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario