Páginas vistas en total

jueves, 30 de enero de 2014

Albada

                                                            Jaime Gil de Biedma

Poeta español nacido en Barcelona en 1929 y fallecido en su ciudad en 1990. Inició sus estudios de Derecho en Barcelona y los continuó en Salamanca, por cuya universidad se licenció. Su primer libro "Según sentencia del tiempo" se publicó en 1953, seguida de "Compañeros de viaje" (1959), "En favor de Venus" (1965), "Moralidades" (1966), "Poemas póstumos" (1968), "Las personas del verbo" (1975), donde recoge su poesía hasta 1982. Escribió además agudos ensayos literarios, y después de su muerte se editó un diario suyo " Retrato del artista".



                                                         "¿no has aprendido, inocente,
                                                         que en tercera persona
                                                         los bellos sentimientos
                                                         son historias peligrosas?



ALBADA   poesía de Gil de Biedma

Despiértate. La cama está más fría
y las sábanas sucias en el suelo.
Por los montantes de la galería
                  llega el amanecer,
con su color de abrigo de entretiempo
                  y liga de mujer.

Despiértate pensando vagamente
que el portero de noche os ha llamado.
Y escucha en el silencio: sucediéndose
hacia lo lejos, se oyen enronquecer
los tranvías que llevan al trabajo.
               Es el amanecer.

Irán amontonándose las flores
cortadas, en los puestos de las Ramblas,
y silbarán los pájaros -cabrones-
desde los plátanos, mientras que ven
volver
la negra humanidad que va a la cama
             después de amanecer.

Acuérdate del cuarto en que has
dormido.
Entierra la cabeza en las almohadas,
sintiendo aún la irritación y el frío
                que da el amanecer.
junto al cuerpo que tanto nos gustaba
                 en la noche de ayer,

y piensa en que debieses levantarte.
Piensa en la casa todavía oscura
donde entrarás para cambiar de traje,
y en la oficina, con sueño que vencer,
y en muchas otras cosas que se anuncian
                desde el amanecer.

Aunque a tu lado escuches el susurro
de otra respiración. Aunque tú busques
el poco calor entre sus muslos
medio dormido, que empieza a
estremecer.
Aunque el amor no deje de ser dulce
                 hecho al amanecer.

-Junto al cuerp que anoche me gustaba
tanto desnudo, déjame que encienda  
 la luz para besarte cara a cara,
                 en el amanecer.

Porque conozco el día que me espera,
                y no por el placer.-


AMOR MAS PODEROSO QUE LA VIDA


La misma calidad que el sol de tu país,
saliendo entre las nubes
alegre y delicado matiz en una hojas,
fulgor de un cristal, modulación
del apagado brillo de la lluvia.

La misma calidad que tu ciudad,
la ciudad de cristal innumerable
idéntica y distinta, cambiada por el
tiempo,
calles que desconozco y plaza antigua
de pájaros poblada,
la plaza que una noche nos besamos.

La misma calidad que tu expresión,
al cabo de los tiempos,
esta noche al mirarme,
la misma calidad que tu expresión
y la expresión herida de tus labios.

Amor que tiene calidad de vida,
amor sin exigencias de futuro,
presente del pasado,
amor más poderoso que la vida,
perdido y encontrado.
Encontrado, perdido...




                                                             Jaime Gil de Biedma





Imágenes  Pinturas del artista ruso, Robert Rafailovich Falk , 1886/1958


Publicación de Quique de Lucio para Nos Queda 
la Palabra
quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario