Páginas vistas en total

viernes, 17 de enero de 2014

Alma dormida

                                                                José Hierro

                                                  (Madrid, España, 1922-2002)

                                              Premio Nacional de Literatura 1953
                                              Premio Nacional de la Crítica 1957  
                                              Premio "Príncipe de Asturias" 1981
                                              Premio Nacional de las Letras Españolas 1990
                                              Premio "Reina Sofía de Literatura" 1995
                                              Premio Cervantes de las Letras 1999


                                             "Dirán que he muerto, y yo no muero.
                                            ¿Cómo podría ser así, decidme, dónde
                                             podría ella reinar  si yo muriera"       



ALMA DORMIDA    poesía de José Hierro


Me tendí sobre la hierba entre los
troncos
que hoja a hoja desnudaban su belleza.
Dejé el alma que soñase:
volvería a despertar en primavera.

Nuevamente nace el mundo,
nuevamente
naces, alma (estabas muerta).
Yo no sé lo que ha pasado en este
tiempo:
tú dormías, esperando ser eterna.

Y por mucho que te cante la alta
música de las nubes, y por mucho
que te quieran
explicar las criaturas por qué evocan
aquel tiempo negro  frío, aunque
pretendas
hacer tuya tanta vida derramada
(era vida, y tú dormías), ya no llegas
a alcanzar la plenitud de su alegría:
tú dormías cuando todo estaba en vela.

Tierra nuestra, vida nuestra, tiempo
nuestro...
(Alma mía, ¡quién te dijo que
durmieras!).-


ASÍ ERA

Canta, me dices. Y yo canto.
¿Cómo callar? Mi boca es tuya.
Rompo contento mis amarras,
dejo que el mundo se me funda.
Sueña, me dices. Y o sueño.
¡Ojala no soñara nunca!
No recordarte, no mirarte,
no nadar por aguas profundas,
no saltar los puentes del tiempo
hacia un pasado que me abruma,
no desgarrar ya más mi carne
por los zarzales, en tu busca.

Canta, me dices. Yo te canto
a ti , dormida, fresca y única,
con tus ciudades en racimos,
como palomas sucias,
como gaviotas perezosas
que hacen sus nidos en la lluvia,
con nuestros cuerpos que a ti vuelven
como a una madre verde y húmeda.

Eras de vientos y de otoños,
eras de agrio sabor a frutas,
eras de playas y de nieblas,
de mar reposando en la bruma,
de campo y albas ciudades,
con un gran corazón de música.-


COMO LA ROSA: NUNCA...

Como la rosa: nunca
te empañe un pensamiento.
No es para ti la vida
que te nace de dentro.
Hermosura que tenga
su ayer en un momento.
Que en sólo tu apariencia
se guarde tu secreto.
Pasados no te brinden
su inquietante misterio.
Recuerdos no te nublen
el cristal de tus sueños.

Cómo puede ser bella
flor que tiene recuerdos.-


                                                                   José Hierro




Imágenes: Pinturas del artista ruso Nicolay Bogdanov-Belsky


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda 
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario