Páginas vistas en total

domingo, 7 de julio de 2013

Tierra vertical

                                                        Aurora García Rivas

Poeta y novelista española nacida en San Tirso de Abres, Asturias, en 1948. Ha publicado, desde el 2004 diez libros en idioma gallego-asturiano, el último ha sido "Trinquintainas" Poesía 2008. En idioma castellano se destacan sus publicaciones poéticas: "La tierra vertical" (2006) , "La sombra del alcaudón" (2007), "La flauta del sapo" (2009, Portugal), etc. Colabora en revistas y periódicos de Oviedo, Gijón, Asturias , otras regiones de España y Chile. Es autora, además, de las letras de tres poemas a los que se ha puesto música.


                                     "No soporto esta carga de fragancias
                                     ni el vuelo de las lechuzas sobre los cerezos.
                                     En el aljibe de la noche
                                     tirita desnuda la luna"



PARA SARA   poesía de Aurora García Rivas

Intentaba descifrar el misterio
de los números.
cuánto son diez más diez
y por qué veinte resulta ser
de cuarenta la mitad.
Pero anochecía y los mirlos
se despedían de la luz...
Entonces comprendí que diez
son las manzanas que cuelgan
del otoño,
que, con otras diez, son justamente
la mitad de las cuarenta
que me caben apretadas en la falda.-


LA TIERRA VERTICAL

El viento golpea
al viento
obstinado
y melancólico.
Vuelco mis días en un espejo
sin reverso y hay
un gusano de luz en la bombilla,
una frágil y perversa mariposa delirante.
No sabes cuánto
me duele tu ausencia cuando el viento
golpea
sólo al viento.


Llueve. Son las dos.
Me acerco a la ventana,
sin luz, aterida, rebujo de sombras
y silencios.
Sobre la plaza
vela la noche mármoles y bronce.

Hace tanto frío...

Tras los cristales
se empaña el único gozo
que podría traerme la madrugada:
las cinco en el reloj.

Avivo la lumbre
mientras cuelgas en la percha
tu abrigo
y tus secretos.
Apenas nos miramos;
nos aturdimos
con palabras corteses, evasivas...

ante los pozos amargos
de dos tazas de café.


No soporto los relojes
con tantas horas colgadas
del abismo.
Entre una
y otra carta tuya
me vacío como aceite sobre un río.
La espera es
un perro vigilante
alerta
en un rincón sin nombre.


Tan lejos de mis puestas del sol,
sobre tu Laguna pulsa la tarde
sus cuerdas
de vihuela nostálgica. Fugaz
un instante, fugaz, que fue y ya no es.

Está cerrada la noche. Las calles desiertas
se alrgan sin pausa, ladran los perros
mordiendo las sombras y ciega la luna
dilata su brasa.

Cada objeto, es indudable, cuenta una historia.
Hay siempre
una luz bajo la piel de las cosas. Reconozco
que los billetes que usamos
aquella tarde gris y cálida y tierna en un tren
de cercanías
me conmueven
con una intensidad inesperada. Pálido
recuerdo
que guardé entonces
con avaricia enamorada y que ahora
rescato.

Te rescato.-


                                              Aurora García Rivas




Imágenes: pinturas del artista belga Rene Magritte. Del surrealismo.


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio



No hay comentarios:

Publicar un comentario