Páginas vistas en total

lunes, 22 de julio de 2013

El árbol

                                                    Gabriela Turner Saad

Poeta, artista plástica y narradora mexicana nacida en Monclova, Cohahuila en 1962. Es Licenciada en Lengua y Literatura por la Universidad Nacional Autónoma de México. Autora de varios libros de poesía entre los que se destacan: "Felices y Perturbados", "Espejos" y "El jardín emergido". Parte de su obra ha sido traducida al inglés, francés y portugués. Participó en numerosas antologías y es colaboradora permanente de varias publicaciones literarias de su país y el extranjero.


                                       "El árbol es un crucero
                                       para el clima que se deshoja"



SIN CELAJE    poesía de Gabriela Turner Saad

Mírame, soy lodo sin celaje.
Confía en la hechura
ya sin restos ni hierbas de luz
que hace siglos con los ojos afilados
propagaste la ración del tiempo.
Fui benefactor para tu pan.
Alimenté el borde de tu boca.
Creí en la promesa de tu voz
y en la dulzura de un remanso.
La 'alabra de mi lengua
ya no besa multitudes.
Escucha el antojo de la carne
y el misterio de su fin.
No vive un amante dormido
dentro de este cuerpo de agua
y de polvo
que extiende su piel
hasta las piedras.
Escucha y deja el arrullo para los pájaros,
demasiados olmos empeñan a las hojas
para llegar a otro sitio.
Algo calla. Algo.
Oye lo que ya no fui:
menjar de aire.
Primer canto
Pronto la cuenta del sol
apretará a la sombra de los labios
y al perfil de su delirio.
Pronto.
Pronto será celeste la voz
y la boca un reino.
Nacerá la sal en el borde
de la lengua.
Nacerán rastros de aire salvo de los huesos.
Pronto, la calma anidará en la tarde
después de las voces y su laberinto.
Pronto, el primer canto nacerá
del silencio.-


III

En el espejo
se refleja su fantasma
más poderoso
que su cuerpo.-

IV

Dormir y despertar
es una costumbre.
Vivir
es un lugar común.
Estar preso
es algo muy conocido.
Se está preso en un coche
en un avión
en una casa
hasta en un cuerpo
que se diluye con la luz
y puede volverse fantasmal.-


VI

En el cielo
mi padre es un cíclope
Desde su ojo
forma un río amarillo
en mi crepúsculo.-


IX

El tiempo se abre un hueco
un vacío.
No hay en que pensar
hay que mostrar
unas enormes alas blancas
al viento que se avecina.-


                                           
                                                     Gabriela Turner Saad





Imágenes: pinturas del artista Paul Gauguin  (París, 1848-Islas Marquesas, 1903)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario