Páginas vistas en total

jueves, 4 de julio de 2013

Sin esperar

                                                                Jorge Guitart   

Poeta, ensayista y traductor cubano nacido en La Habana ,en 1937.  Trabaja como catedrático en el Departamento de Lenguas y Literaturas de la Universidad Estatal de Nueva York. Ha publicado cinco poemarios en inglés y sus poemas en español fueron editados por las revistas "Punto Cardinal" (1969-1970), "Envíos (1978), "El Urogallo (1975), "Contra viento y marea" (1978), "Caribe" (1976-2003), "El correo de Las Palmas" (1983), etc. Sus ensayos han sido incluidos en las más prestigiosas publicaciones académicas de los Estados Unidos, al igual que sus traducciones literarias.


                                            "el asesinato de la aseveración
                                            el ascenso del aseñorado
                                            la arquitectura de los arrebatos
                                            los bobalicones de la bienal"



SIN ESPERAR    poesía de Jorge Guitart 

Reza por las formas para que la irrealidad
pueda adueñarse del compás que queda.

El casco de la música protegerá
contra la transmigración de las almas,
lo orgánico de los órganos internos
contra la espiritualidad.

No es una imposición y los alrededores
en vez de alegorías provocan alegría    

Grita el testigo que tiene miedo
de hacerse piedra
pero la luz es el gran testigo
y no es en el cielo donde negras presencias
viven en la nieve empercudida.

¿Sabemos estar juntos y saber quiénes somos?
No, pero sí qué es "somos" y qué es "quienes"
(porque lo estudiamos)
y esto y lo otro y lo de más allá
(no del más allá, gracias).

Y aunque una boca bien formada informa,
claro que no de lo indecible
al que podría estar cantando
le han dibujado un rictus

Mas no han vedado el túnel
de la tranquilidad.
Y mi preciado bosque es mi gran ego.-


COMO QUIEN QUIERE LA COSA

Fúnebre el ciego no es factor
aunque la tinta de su ser no se ha evaporado
por lo menos para mi conveniencia
y porque no vive con mis oídos.

Y en ti los lamentos nos separan
al padrastro de su alacrán,
a la madrasta de su señora del amparo
que no es la mía ni la de mi garganta.

Dijo criterio en ve de cauterio
quien ahora se hace el alado
y no examina las convulsiones
de quienes quedaron fuera del potaje.

Vales lo que la fuera de tu ropero.
Vendiendo se entienden las caras.
Al señor nadiral le ha pasado algo
porque la gracia no la secreta el seso.

En la historia una de senos caídos conjeturaba
que el rey era reina abriéndole la puerta al pájaro
que era un halcón para que de mala voluntad
ahuyentara a los compadrones.


HIMNO AZUL

Ya salen de sus espumas los resquemores.
La antigüedad de la modernidad es deprimente.
Un aparato deshonrado de premios de honor.

Con el espíritu no se juega
porque se entroniza en los supervisores.
Ve más allá de tu sol vestido de nazi,
que además era, o es, nazi imperdonable.

Hay cosas inertes que son personas
con derechos
y personas que son como cosas
y están sin derechos.

Me has demostrado que me quieres como esclavo
de los cosacos que llevas dentro.
No entiendo que aquí no dejen sabotear a los santos.

Te dije que cayeras en la cuenta
y has caído despacio en un cuenco,
en un valle florido
donde no has podido agarrar lo que te haya dado la real gana.-


MÁS QUE DURÓ LO QUE VIO

En el altar de colores
con lo que duró la degradación
se habrá desguazado la membrana.

El fin de un nombre
es el estado de los muertos.
Lo ajado anterior, penetrado al fondo.

Y la llamarada que brotó del henchido,
¿se vio o no se vio en lo que pudiera ser como es?
¿Sientes la nitidez de la molestia?

Que conste que fui un yo.-


                                                            Jorge Guitart



  Imágenes: pinturas del artista Pierre Auguste Renoir (Limoges, Francia, 1841- 1919)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda 
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario