Páginas vistas en total

miércoles, 10 de julio de 2013

Del otro lado

                                                        Carlos Eduardo Cenzano

Poeta y profesor universitario de Español y literatura cubano, nacido en Santiago de Cuba en 1957. Ha publicado los libros poéticos: "Un arcoiris del tiempo" (1987), "Los sueños de Nino" (1988), "El libro de Mónica" (1989) , "La araña y la libélula" (1990), "Otro gallo cantaría" (1992), "País de agua" (1992), etc. En 1997 culminó una maestría en la Universidad Internacional de La Florida donde completa su doctorado en Filosofía y Letras. Ha obtenido premios provinciales y nacionales en Cuba.


                                      "Porque soy mortal te brindo mis manos,
                                      ellas quieren fundar en la belleza,
                                      porque la belleza es el único partido
                                      que los hombres no cuestionan"



DEL OTRO LADO   poesía de Carlos Eduardo Cenzano

De una ciudad a otra
la vida se demora un siglo.

Mi corazón está del otro lado
y he de cruzar el río
y he de vencer a las montañas.

Debo soñar un largo amanecer
que pasa por los días,
como los años pasan por la lluvia,
sin detenerse.

Estoy viajando a su encuentro.

El camino se demora entre las siestas
y entre los colibríes,
se entretiene debajo de los nísperos
y se bifurca como las astas del antílope.

A veces pierdo el rumbo
y me detengo en la cortina de un jazz,
o el traqueteo de un calipso.

Entre una ciudad y otra hay muchos nombres
y me aturdo, a veces, con los gritos.

Trato de seguir el rumbo,
de orientarme en el pulso del mar,
en el instinto de mi raza.

Cuando llego alguna vez a esa ciudad
voy directo al ventanal de los suspiros
y allí me baño de la luz sin llagas.

Mi equipaje es cada vez más ligero.
Ya cruzo el río.
Miro hacia atrás
y veo que el mundo se oscurece.
Ante mi se erige la montaña.
Es verde y azul y equidistante.
Tiene el tamaño de un sueño
y repite siempre la misma palabra,
hasta el infinito.

Del otro lado me espera el corazón.-



COMO EL CANTO SE PARECE A LA LUZ

Con restos de humo martillando en mi ansiedad
y la metralla del reloj en su carrera loca de vejez
te desdibujo en mi cordura
y me pregunto cuánto tiempo he de esperarte
debajo de esta lírica tristeza
que me arranca a jirones la esperanza.

Con la cabeza más allá de la tangente
y más acá del corazón,
enfermo de consignas y ladridos
y sin saber quién soy a ciencia cierta,
pero sabiendo que mi sangre duele
y caen a pedazos mis angustias,
quiero que diluvies en mi alma,
al menos tú sabes dónde queda mi asteroide
y el instrumento en que delira
mi ser humano propio.-

Por eso hoy 14 de septiembre
de un siglo cruel y chantajista
en que me debato entre el ser
y el no ser de mi país,
entre un girasol y luego el mar,
me demoro en ti toda la vida
porque eres tú mi única verdad
y porque te pareces a mi corazón
como el canto se parece a la luz.-


METAFÍSICA

Hay quien toma pedacitos de sol
para mostrar al mundo
cómo es la claridad.

Hay quien ofrece migajas desde su pedestal
e invoca a Dios o los mortales
y dice que nos ama.

Hay quien proclama consignas de memoria
para ejercer su derecho de mando
sobre una multitud que se ha cortado las orejas
en memoria de Van Gogh.-



                                                     Carlos Eduardo Cenzano




Imágenes: pinturas del artista francés Paul Cézanne (1839-1906), postimpresionista.


Una publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario