Páginas vistas en total

miércoles, 24 de julio de 2013

El tren

                                              Mohammed Ibrahim Abú-Sinnah

Poeta egipcio nacido en Giza Governotare en 1937. Estudió en la Universidad Al Ahar. Es actualmente uno de los poetas de la Escuela Contemporánea de Poesía Arabe y director del Programa de Creación Cultural de la Egyptian Radio. Tiene publicados más de quince libros de poemas y ha sido ganador de los premios: Encouraging Prize in Poetry (1984), Premio Kavafis (1990) , Premio Andalucia (1997) y Premio Fikky (19989, entre otros.-


                                   "todo horizonte habita en su mirada
                                   y en su pectoral habitan girasoles
                                   y su vientre es la canción
                                   de una campiña"



EN LA ESTACIÓN DE TRENES   poesía de Abú-Sinnah

El tren
con ojos brillantes,
esperaba que la lluvia
no ocultara más la vista
(algo desigual, por la temporada)
mientras permanecimos quietos
luchando contra tristeza y locura;
porque tras el muro nocturno,
alto, oscuro y petrificado,
destellaban las tenues luces del recuerdo.

Estabas pálida, vestida de negro
y partiste como un trueno
en mis ojos ciegos,
buscando entre las cenizas
de lo visible,
mientras soñabas con la primavera,
una semilla verde
imperceptible.
Me hiciste preguntas sin sentido.
Guardé las respuestas
en silencio, resistí la destrucción
de esta ciudad:
¡La muerte de la historia
en la estación de los trenes!

Y entonces preguntaste
con tu lengua quemada
"¿Todo fue mentira?
Me mentiste cuando juraste
que este amor perduraría mil años,
que en la cúpula sobreviviría
que sería siempre alumbrado
por estrellas y paz?
¿Todo fue mentira?"
"No, querida mía,
estaba tan sólo enamorado."
"¿Y de nuestro amor qué será?", repuso ella.
Contesté: "Según el médico,
se hundió una bala en el corazón del amor.
Bien sabes que el misterio vela su muerte."
"¡Pero quién lo hizo?"
"No fui yo, y tú sigues jurando
tu perfecta inocencia".

"El viento, mi querida,
anuncia nuestra culpa,
¡Estamos en la mira!
Se impacienta el tren,
tiembla su fuego,
el cadáver palpita
lo desnuda el viento
señala la gente:
somos culpables.
Entonces, ¿llegó la hora de fugarnos?


Traducción: Dr. Ahmed Abdel-Aziz
Versión en español: Claire Pye


                  Mohammed Ibrahim Abú-Sinnah




Imágenes: pinturas del artista francés Henry Matisse (1869-1954)





Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio



2 comentarios:

  1. tienes un blog exquisito, una no puede dejar de buscar la entrada siguiente...un salud

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Anabel, mis saludos !!
    Quique de Lucio.-

    ResponderEliminar