Páginas vistas en total

viernes, 12 de abril de 2013

En alguna corte

                                                                  Alvaro Mutis

Poeta y novelista colombiano nacido en Bogotá en 1923. En 1947 publicó su primer libro de poemas "La Balanza". En 1956 se radicó definitivamente en México donde publicó una importante obra de poesía, novela y narrativa. Entre los galardones obtenidos, se destacan : Premio Nacional de Letras de Colombia en 1974, Premio Médicis Étranger de Francia en 1989, la Orden de las Artes y las Letras de Francia, el Premio Principe de Asturias de las Letras en 1997, el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana y el Premio Cervantes de Literatura en el año 2001.


                                 "Y, de repente,
                                  llega la noche
                                  como un aceite de silencio y pena"


EN ALGUNA CORTE   poesía de Alvaro Mutis


E
En alguna corte perdida,
tu nombre,
tu cuerpo vasto y blanco
entre dormidos guerreros.
En alguna corte perdida,
la red de tus sueños
meciendo palmeras,
barriendo terrazas,
limpiando el cielo.
En alguna corte perdida,
el silencio
de tu rostro antiguo.
¡Ay, dónde la corte!
En cúal de las esquinas del tiempo,
del precario tiempo
que se me va dando
inútil y ajeno.
En alguna corte perdida
tus palabras
decidiendo,
asombrando,
cerniendo
el destino de los mejores.
En la noche de los bosques
los zorros buscan
tu rostro. En el cristal
de las ventanas
al vaho de su anhelo.
Así mis sueños
contra un presente
más que imposible
innecesario.-


204
II

De la ortiga al granizo
del granizo al terciopelo
del terciopelo a los orinales
de los orinales al río
del río a las amargas algas
de las algas amargas a la ortiga
de la ortiga al granizo,
del granizo al terciopelo
del terciopelo al hotel.

Escucha Escucha Escucha

la oración matinal de la inquilina
su grito que recorre los pasillos
y despierta despavoridos
a los durmientes,
el grito del "204"
¡Señor, Señor, por qué me has abandonado!


NOCTURNO 3

Esta noche ha vuelto la lluvia
sobre los cafetales.
Sobre las hojas de plátano,
sobre las altas ramas de los cámbulos,
ha vuelto a llover esta noche
un agua persistente y vastísima
que crece las acequias y comienza
a henchir los ríos que gimen
con su nocturna carga de lodos vegetales.
La lluvia sobre el zinc de los tejados
canta su presencia y me aleja del sueño
hasta dejarme en un crecer
de las aguas sin sosiego,
en la noche fresquísima que chorrea
por entre la bóveda de los cafetos
y escurre por el enfermo tronco de los balsos gigantes.
Ahora, de repente, en mitad de la noche
ha regresado la lluvia sobre los cafetales
y entre el vocerío vegetal de las aguas
me llega la intacta materia de otros días
salvada del ajeno trabajo de los años.-


SONATA 2

Por los árboles quemados después de la tormenta.
Por las lodosas aguas del delta.
Por lo que hay de persistente en cada día.
Por el alba de las oraciones.
Por el recuerdo de esa breve felicidad
ya olvidada
y que fuera alimento de tantos años sin nombre.
Por tu voz de ronca madreperla.
Por tus noches por las que pasa la vida
en un galope de sangre y sueño.
Por lo que eres ahora para mí.
Por lo que serás en el desorden de la muerte.
Por eso te guardo a mi lado
como la sombra de una ilusoria esperanza.-



                                                                    Alvaro Mutis







Imágenes: pinturas de la artista contemporánea Jeanie Tomarek



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio




No hay comentarios:

Publicar un comentario