Páginas vistas en total

lunes, 22 de abril de 2013

Anunciación del verano

                                                                 Aurora Luque

Poeta y traductora española nacida en Almería, en 1962. Licenciada en Filología Clásica por la Universidad de Granada, es una reconocida representante de la poesía española actual. Entre su obra , merece destacarse "Hiperiónida" que fue reconocida con el Premio García Lorca en 1981, "Problemas de doblaje" (1989), "Carpe Noctem" que obtuvo el Premio "Rey Juan Carlos" en 1992, "Carpe Mare" (1996), "Transitoria", accésit al Premio" Rafael Alberti" (1977), "Las dudas de Eros" (2000), "Portuaria"-Antología de su obra 1982-2002, "Camaradas de Ícaro", Premio "Fray Luis de León" en 2003, "Carpe Verbum" (2004), "Haikus de Narika" (2005),etc.


                                       "El deseo: nefasta construcción,
                                       sin indicios de habitabilidad
                                       que se levanta dentro del cuerpo
                                       sin cimientos previos"



ANUNCIACIÓN DEL VERANO   poesía de Aurora Luque


Una avioneta blanca sobrevuela la costa
con su estela de lona casi en blanco.
"Anúnciese en el aire". Desde el apartamento
los parasoles verdes, naranjas, morados

hacen que el mar se vista a estas alturas
una túnica pop. Se hunde aquel barco
centímetro a centímetro,
sus tribales quehaceres
de antigua pesquería. Este verano

nos deslumbra el blanquísimo poliéster
de un yate sobre el puzzle inacabado
de un movedizo mar turquesa, malva.
Descienden las gaviotas. ¿No está
la vida acaso

bajo un inmenso toldo de luz que la protege
del ardor del vacío, de su abrazo
de las ondas violetas de la muerte,
de su quehacer tribal, del viejo pacto?-


CIUDAD

Una ciudad del sur con su mitología
urbana vagamente, subrayada de mar,
desgarrada de instintos,
con toda la belleza luchando por asirse
con dignidad a un resto de materia.
Tanta, tanta es la luz sin asidero...



EAU DE PARFUM


De la infancia, el olor
del musgo en las acequias, del barro, de las moras
y la extrema violencia de aprenderse.

Del mar, la última nota
de la última ola desplegada
antes de regresar y convencernos
de que no habrá sirenas.

De la noche, las leves veladuras
de un perfume italiano
todavía de moda.

De tu cuerpo, el aroma
de libro de aventuras
vuelto a leer; pero también de adelfas
desoladas y ardiendo.

Huele a vida quemada.-


LA CALLE ALTAMIRANO


Fue después de San Juan:
el sueño de una noche madrileña
tan estival que el aire parecía quebrarse
por el placer de ser la Fruta Seductora.

Al fondo de la calle, el saxo, impertinente,
removía los grumos del fracaso,
la desazón, el nudo en el futuro
y el ayer tan inútil como un miembro amputado.

Mas la traición del cuerpo y el desvelo,
la ironía del pubis rompiendo su triángulo,
las ingles que musitan: Carpe noctem
y hacen manar el filtro venenoso
para los labios lentos que comparten
el noble simulacro de la muerte.
-Carpe noctem, amor. Pero los astros eran
(antes no lo supimos)
fosforecencias sobre los armarios.-



                                                                    Aurora Luque





Imágenes: pinturas del artista español Joaquín Sorolla (1863-1923)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"

quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio






No hay comentarios:

Publicar un comentario