Páginas vistas en total

domingo, 21 de agosto de 2011

El amor triturado (en la visión femenina)

                                                            ELECTRODOMESTICOS


La vida toma el amor y lo tritura
igual que una de esas máquinas
que transforma vegetales
en purés, picadillos y jugos.


Dos crean el manjar único del amor
con sabor a sí mismos
y hay un embeleso inicial
un gusto de papilas excitadas
Y sin embargo,
en la era de los aparatos eléctricos
la vida es una gran procesadora:
la cotidianeidad y sus rutinas
las manías
el hombre siempre intentando
la estúpida supremacía
hasta que llega la hora
del hambre y la necesidad
de recurrir a las sobras
reciclar lo que pertenece
Otra vez la máquina procesadora
el puré
el picadillo
hasta que solo queda el líquido espeso
y aquel olor
al banquete
como una fotografía magnífica e irreal
brillando en la memoria.-

                                                      Gioconda Belli

                                                             FIESTA DE CUMPLEAÑOS

Era una pareja de treintañeros al borde de los cuarenta y se los veía indudablemente casados. Se sentaron frente a nosotros en el pequeño restaurante y cenaron. El hombre, de anteojos, tenía la cara redonda y satisfecha; la mujer llevaba un gran sombrero y era hermosa. No ocurrió entre ellos nada extraordinario, nada digno de recordar, hasta que, al término de la cena, de pronto quedó en claro que se trataba de una ocasión especial (el cumpleaños del marido) y que la mujer tenía lista una pequeña sorpresa para él.

La sorpresa llegó bajo la forma de una torta pequeña, pero resplandeciente, con velas rosas que ardían en el centro. El camarero la trajo y la colocó delante del marido mientras un violín y un piano interpretaban "Que los cumplas feliz" y la mujer, con pudoroso orgullo, le sonreía por encima de la pequeña sorpresa y los pocos que estábamos allí, en el restaurante, tratábamos de colaborar con aplausos. Se hizo evidente, entonces, que ella necesitaba más ayuda, porque su esposo no se hallaba a gusto. Más aún, estaba avergonzado e indignado a causa de los besos de su mujer.
Lo observabas, veías lo que estaba ocurriendo y pensabas: "Vamos, no seas así". Sin embargo, el hombre era así y, en cuanto depositaron la torta en la mesa y la pequeña orquesta dejó de tocar y la atención general se apartó de ellos dos, alcancé a ver que él le decía entre dientes algo a ella: algo brusco y descortés. Sin el coraje de mirar a la mujer, clavé los ojos en mi plato de comida y dejé pasar un largo rato. No fue tan largo, parece, porque ella seguía llorando cuando por fin la miré. Lloraba en silencio, con el corazón destrozado, sin esperanzas, bajo el ala de su mejor sombrero.-

                                                     Katharine Brush

Gioconda Belli: (Nicaragua, 1948) Poeta y novelista. Publicó en poesía: "Líneas de fuego", "Mi íntima multitud", "Fuego soy apartado" y "Espada puesta lejos". Entre sus novelas: "La mujer habitada" y "Waslala". También escribió relatos infantiles para adultos y sus memorias junto al sandinismo. El poema seleccionado es del libro "Escándalo de miel", Editorial Seix Barral.
Katharine Brush: (Connecticut, EE.UU. 1902-1952) Escritora. Autora del libro de cuentos "Night Club" y de las novelas " Young Man in Manhattan" y "Red-Headed Woman", ambas llevadas al cine en la década del treinta. El cuento seleccionado, se publicó por primera vez en The New Yorker en 1946 y recientemente se incluyó en el libro "Felicidades" Editorial La Compañía.

quiquedelucio@gmail.com
Twitter@quiquedelucio

                

No hay comentarios:

Publicar un comentario