Páginas vistas en total

domingo, 8 de julio de 2018

Ponte de rodillas

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 2.091-



                                                                                                                                        Isla Correyero

Poeta española, nacida en Miajadas, Cáceres, en 1957. Obtuvo los premios de poesía "Ricardo Molina" 1996 por su poemario "Diario de una enfermera", en 1984 publicó "Cráter", "La Pasión" Finalista Premio Mundial  de Poesía Mística "Fernando Rielo" (1999), "Amor Tirano" Premio Hermanos Argensola (2002), "Lianas" (1988), "Crímenes" (1993), "Feroces" (1999),  etc. Sus textos fueron incluidos en varias antologías , como: "Las diosas blancas" y "Ellas tienen la palabra". Ha participado en el Festival Poetry Internacional de Rotterdam, junto a Seamus Heanet, en 2005 ,en la Cumbre Iberoamericana, representando a Cáceres: Patrimonio de la Humanidad 2008 y en la Fundación Monasterio de Yuste, en 2004.


                                                                                              "Así digo que el éxtasis que causa
                                                                                                no puede ser fulgor cosmético y vacío
                                                                                                no puede ser respiración de tigre loco
                                                                                                no es impostura sus temibles rasgos"











PONTE DE RODILLAS

Ponte de rodillas y dime que no me has olvidado.
Ponte de rodillas tío y pídeme perdón.

Como cenizas como metal como ciruelas negras
me he transformado
sobrellevando el paso de tu sombra.
Te he visto al alba con una cadena de palidez
en torno de tu inmovilidad
y he permanecido en una silla de
leche y de madera
mientras te miraba la enfermedad
del corazón
y el temblor respiratorio que tienes tío.

Violentamente preparada y desmedida
me he levantado de mi muerte y mi deseo
para desplomarme ante tu indiferencia.

La cantidad de destrucción
que me has causado tío
es como un saco de piedras atado
a mi brazo derecho.

He acumulado venganzas
y pasiones que no son de este
mundo. Solitarias y desobedecidas.

Mitigar mi dolor es tan imposible
como una conspiración en contra tuya.
Mis enemigos
son tus más patológicos amigos.
Si trabajo es por ti tío
y tu jamás has resucitado mi trabajo.



TALENTO

Dicen que sólo tiene curvas y belleza
dicen de ella.
Que sólo sabe caminar como los tigres
hacia el gamo herido.
Sólo marcar figura y arrogancia dicen.
Dicen sólo impostura y gloria física en el aire.

Yo digo
que hay talento en esa mano
en tales orejas fosfórica pregunta transparente
y en esa mariposa craneal que parpadea
y hace el cálculo exacto de su tiempo.

Hay talento y secreto en esta bella
limpia fascinación
y enigma del prodigio.

Sólo hay que olerle el rostro y la memoria

medirle los latidos y los hilos
de conexión
de un dedo a otro
ponerla vertical
profundizada
y oír su boca germinando el mundo.

Yo digo que es mujer
y eso
es relámpago.-



PERFECTUM EST

Con este perfecto brillo de triunfo
en el fracaso
me despedí de él
mortalmente grotesco parecía
semisentado en la cama como ajeno o maligno
quién sabría decir la auténtica razón
el sentimiento
a través de una leve sonrisa que era mueca
mitad vulgaridad mitad venganza.
Siete minutos antes yo había sido
ultrajada ofendida
oralmente violada en mi desnudo
pecho maltratada manchado fulminado
por su mísero sucio esperma insoportable
sus vomitivas palabras reclinadas
en mi femenino cartílago glorioso.

Y no sé qué pasó un segundo después
yo me secaba tres lágrimas feroces a escondidas
me enjuagaba los pechos sin pecado
dignísimos los hombros judicial la garganta
sin lenguaje
me reía del mundo mansamente
me reí de la muerte con cinismo
cruel lo comprendí
incompatible mi enorme tristeza
con la vida
mi estilo con su estéril deterioro.

Mi humillación fue un milagro
de inspirada poesía disidente.
Me levanté con calma de vidente actualizada
pródiga en plenitud de alumbrada terapéutica.
Me investí de infinita mujer
que avanza sola.
De rodillas se alteró el universo masculino.

Transportándome fui cerré la puerta
sonriendo lloré
mi corazón sabiendo.-



                                                                                                                                     Isla Correyero



Imágenes: Pinturas de Deborah DeWit  (contemporánea)





quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario