Páginas vistas en total

domingo, 29 de julio de 2018

Alma mía

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 2.109-


                                                                                                                                   Graciela Malagrida

Poeta y traductora argentina, nacida en Posadas (Provincia de Misiones), en 1967. En diciembre de 2007, la Editorial Dunken publica en Buenos Aires "Fuego de palabras", una antología de poetas argentinos donde participa con su poema seleccionado "Holocausto", su segundo libro publicado "De mil amores" fue prologado por el poeta tunecino Yussef Rzouga , libro que se presentó en la 34 Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. A fines de 2008 ha traducido del francés la obra completa de la poeta marroquí Fátima Bouhraka, titulada "Revelación de los espejos". Como gestora cultural generó archivos de contenidos culturales desde los años 30 en adelante y, entre otras actividades, un ciclo de poesía de Misiones.


                                                                                                           "en la sucesión infinita de afectos
                                                                                                             una lumbrera mujer desdibuja
                                                                                                             la última línea
                                                                                                             del tiempo"











DEL ALMA MÍA

Hoy hice una oración para pedir
vivir entre tus brazos
tus dedos, tus ojos, tus palabras..
Mi afán era vivir sin afán
como las flores.

Hallé en tu tornasol mi introjardín
en la fragante respuesta de tu aliento
la ración de libertad, el vigor, esta cosecha
en tu percepción encumbrada del vacío
la utilidad del cuenco y del poema.

Hoy hice una oración para pedir
y terminé dando de mí
mucho más de lo previsto. Así
atestaste de claraboyas mi cúpula
y la colmaste de ti...

Sonreíste y temblaron los versos tibios
del universo todo.
Enmudeció el gemido del planeta.
Y remozaste entonces el misterio de la carne.

Ya entreluces, pude afincarme
a mis anchas
en las tuyas

y sentí
sentí las llagas...

Hoy te amé como nunca
lo confieso.-



LA QUINTA ESENCIA

Es el que aniquila el dolor
cuando rima con flor
aunque nos hayan deshojado...

Es un misterio develado en el intento
de rimar y remar
a contraviento.

Es que ese nombre "Amor"
concentra las esencias generosas
y las combina
no tan lejos de los cardos,
no tan cerca de las rosas:

Muele almizcle con tu nombre
y una pizca de polvo de estrellas
se le escapa

Ya eres mi amado colibrí
y yo
tu dulce fresia

y somos enormes y eternos
cuando amamos
en este mix retal de cielo y tierra.-



DILECCIONES Y EMBATE

Y ahora
voy a tener que herir el agua
con esta vara
con esta lengua espadachina
con este ojo derecho
y no me voy a detener
mientras el izquierdo te veo
gimoteando de sed, desguarecido.

Lo voy a hacer ahora
que no temo pisar a las serpientes
ni al desánimo o a la falta de fe
ni al supuesto castigo, para el que se atreve
a volver el rostro sobre aquellos sin rostro
a echar flores sobre deshonras
a mudar, esos gestos arteros
al planeta de la paz

y te voy a empujar
hasta que vueles.
Lo prometo.-


LA RECTA

1

En la sucesión infinita
de letras maestras, una mujer
desdibuja la línea de su propio tiempo
y explica:
En toda recta hay dos puntos importantes
la partida, donde suelen levantarse banderas a cuadros
y la llegada, donde alguien, siempre
nos espera feliz.

2

Ella sonríe casualmente
y se vuelve líquida
para alimentar a sus ramales.
Ellos la miran
la absorben, la abstraen
y vuelven a la recta.-

3

¿Cómo olvidar tu nombre?
nos enseñaste el cielo como emblema
¿cómo olvidar tu rostro?
si en los días aciagos es el sol
¿cómo trazar la recta sin tus pautas?
¿cómo es andar la vida
sin tu amor?.-





                                                                                                                             Graciela Malagrida



Imágenes: Pinturas de Mónica Castanys  (España, 1973)








quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario