Páginas vistas en total

jueves, 12 de julio de 2018

La cita

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.








Publicación N° 2.095-


                                                                                                                               Manuel Scorza

Poeta y novelista de Perú, nacido en Lima en 1928 y fallecido en un accidente aéreo en 1983. Egresado de la Universidad Nacional de San Marcos. Estuvo unos años radicado en México, donde publicó "Las Imprecaciones". En 1970 se exilió en París donde trabajó como lector de español en la "Ecole Normale Superiure de Saint Cloud". Obtuvo, entre otros, el Premio de los "Juegos Florales de la Universidad Nacional de México" y el "Premio Nacional de Poesía Peruana" de 1956. De su obra, pueden mencionarse: "Los adioses" (1959), "Desengaños del mago" (1961), "Poesía amorosa" (1963), "El vals de los reptiles" (1970), "Poesía incompleta" (1970), "La danza inmóvil" (1983), "Obra Poética" (1990), etc.


                                                                                      "amargas tierras, patrias de ceniza,
                                                                                       no me entra el corazón en traje de paloma
                                                                                       cuando veo la cara de este pueblo
                                                                                       hasta la vida me queda grande"









LA CITA

Son las siete;
la calle está oscura;
ya no vendrás.

Aunque llegaras
todas las tardes
a la orilla de esta cita,
y aguardaras, inmóvil,
todas las horas que en el mundo faltan
ya no me hallarás,
porque esperándote perdí mi juventud.

Y no como el guerrero
que las manos moja
en la espuma bermeja de la guerra.
¡No como los ardientes varones que conocí!:
Os envidio jóvenes vehementes,
a quienes no bastándole los crepúsculos,
por mirar llamaradas
incendiaron su propia edad florida !

Yo, miserablemente
perdí mi juventud
aguardando que cumplieras
la cita de los parques,
gasté los veloces años.

¡Oh café hermoso donde fingí
leer los diarios de mi feroz melancolía !

Esperándote perdí la juventud
y me pasa.
Son las siete:
y estoy solo.-



ELEGÍA DE LOS DESCONOCIDOS

Ya no nos conocemos, ya no nos entendemos,
¿qué pasa?

Nuestro amor como los árboles daba pájaros.
¿Qué está pasando?

El viento del mar desesperado
agita pañuelos de musgo en las esquinas.

Me voy.
Pañuelo de llorar: mejor me voy.

Al atardecer los pájaros también se van
viajan a las torres buscando picos tiernos.

A los reptiles, yo.
Al fondo del agua a vivir ardiendo.

Porque para esta sed el agua está vacía,
vacía está el agua para mi corazón sediento.-



LA CASA VACÍA

Voy a la casa donde no viviremos
a mirar los muros que no se levantarán.

Paseo las estancias
y abro las ventanas
para que entre el Tiempo de ayer envejecido.

¡ Si vieras !
Entre las bungavillas
cansadamente juegan
los hijos que jamás tendremos.

Yo los miro. Ellos me miran.
Mi corazón humea.
Éste es el sitio
donde mi corazón humea.

Y a esta hora,
en el balcón, callada,
yo sé que tú también te mueres
y piensas en mí hasta ensangrentarte,
Yo también pienso en ti.

Óyeme donde estés:
por esta herida no sale sólo sangre:
me salgo yo.-



LA LÁMPARA

Como la lámpara olvida
arde invisible en el día,
así mi corazón se ha consumido
sin que tú lo vieras.

Mas ya pasaron para ti las mieses,
y tardo los años
yo sé que ahora
tus ojos buscan
las huellas bermejas de tu pasión.

Mi tristeza ya no puede
ni con el peso del rocío.

Es tarde:
la vida se nos gasta en actos vanos

Es tarde:
detrás de mis ojos ya no hay nadie.-




                                                                                                                                  Manuel Scorza



Imágenes: Pinturas de Julia Klimova  (Rusia, contemporánea)







quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario