Páginas vistas en total

domingo, 6 de agosto de 2017

Fuego en el espejo


Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.000 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 1.761-



                                                                                                          Santiago Rodas Quintero

Poeta de Colombia, nacido en Medellín en 1990. Ha publicado los libros "Gestual" (Editorial U.P.B., 2014), "Trampas tropicales" (Atarraya editores, 2015), Participó con sus poesía de numerosas antologías de su país y del extranjero.



                                                                                                            "geometrías en círculos
                                                                                                             los gallinazos celebran
                                                                                                             la geometría
                                                                                                             de la muerte"








FUEGO EN EL ESPEJO

Era diciembre del 97
y en el barrio
echaban globos.
El reto era atrapar
el mayor número posible:
en el proceso
casi me atropellan tres veces
subí a techos de vecinos, sin permiso,
me corté con alambres de púas,
me apuntaron con una escopeta,
caí en canaletas y huecos más de diez veces.
Tan sólo atrapé cuatro globos en mi vida.

Había una técnica
que consistía en apuntar con espejos
en la mecha del globo
hasta apagar el fuego,
el globo caía y sólo hacía falta
ser el primero en agarrar la candileja.

Dudé de la veracidad del proceso
hasta hora
cuando me veo en el espejo
y confirmo que
la llama se hace más débil.-



CARTA A UN JOVEN LADRÓN

Recomiendo
a quien robó mis libretas
No publicar bajo ninguna circunstancia
lo que allí se encuentra escrito.

Puede vender las hojas en blanco
pues son, en realidad,
el verdadero tesoro.-



LA ESPALDA DEL RÍO

Los cuerpos bajan por el río,
un hombre con un palo espera,
es su trabajo.

Abajo el río se parte en dos,
el hombre desvía cada cuerpo
siempre por la derecha,
para eso le pagan.

El pueblo ya tiene suficientes muertos
como para que el río
traiga más, como si nada,
en su espalda.-



CARL MARX

Desde pequeño he visto
un cuadro de Carl Marx
en mi casa.
Un tío se lo regaló a mi padre
pensando que tal vez
sería un buen regalo para un
estudiante de filosofía y letras.

Creo que el cuadro hizo
lo mismo
que hizo el corazón de Jesús
con mis amigos.

Todas las mañanas
antes de bañarme, veo sus ojos
en blanco y negro
le hago un ademán
él me da su bendición, o algo parecido.-



LAS MANOS

Esta tarde he pensado
en las manos de mi tío Luis,
unas manos duras, ásperas
donde no cabe un callo más.

Cuando uno le da la mano
él la aprieta firme
y se siente el peso
de días bajo el sol y la lluvia,
el peso
de los millones de golpes
con un martillo
que han derribado
y construído cientos de muros.

Cuando él me suelta
queda un vacío,
como si la mano de mi tío
por un momento
me protegiera con su fuerza
y luego mi mano quedara abandonada a mi destino.

Pienso
que esas personas
que son capaces de levantar
una casa con sus manos
saben algo que a los demás
se nos escapa.-



                                                                                                       Santiago Rodas Quintero



Imágenes: Pinturas de Daniel Gerhartz






 quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario