Páginas vistas en total

viernes, 5 de mayo de 2017

Vida mía


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.800 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 1.689.-


                                                                                                                     Tanyo Klisurov

Poeta y periodista de Bulgaria, nacido en Muglizh, el 23 de mayo de 1944.  Es uno de los más destacados del grupo "Onda de Tarnovo", adentrado en la poesía búlgara durante los años setenta. Es autor de más de diez poemarios , algunos de los cuales fueron premiados a nivel internacional. Una parte importante de su producción ha sido traducida a idiomas extranjeros. Miembro de la Unión de los Escritores Búlgaros. Trabaja como profesor de Literatura, periodista y redactor principal de la revista literaria "Horizonte". Ha sido declarado Ciudadano Honorario en su ciudad natal.



                                                                                     "estás acostumbrado por pensar
                                                                                       que alguien te necesita, aunque te pregunten
                                                                                       tus seres queridos para qué estás malgastando
                                                                                       las fuerzas tuyas por el arte poético"










VIDA MÍA

La vida mía ha traspasado tu cresta.
Ahora mis alas descolgadas se arrastran
por abajo.
Mirándote de arriba -pareces menuda
y de abajo mirándote -rascacielos eres.
No te mido.
Lo más importante para mí es
la libertad, toque,
que mi vuelo sufrido salvó,
mi alma de las esclavitudes menudas
e insignificativas.
Aunque durante los años me he dado cuenta
que las alas
que recibí por mi nacimiento,
el otro las compra tan solo
por un salario
y agitándolas
por no aburrirse.
No, yo no quiero agitar mis alas,
para producir únicamente viento
y como un propietario acomodado
que tenga por dinero el firmamento.
Hasta ahora no puedo olvidar
la misma gente que mis alas ha cortado
y ha gritado en voz de oídos: ¡bravo!
cuando me decepcionaba por mi destino
y me preguntaban siempre:
¿Qué piensas tú, quién eres
para mirar el mundo desde arriba?
Tú eres como todos nosotros
y estás de acuerdo para cambiar
el vuelo
por un pedazo de carne...
Mis alas se cansaron demasiado,
vida mía,
pero, sigo agitándolas.
Y no importa que esté abajo,
sobre polvoriento.
Y no importa que digan: él es loco.
La locura es una posibilidad
para entrar en el Paraíso no andando
y el tiempo falso y ateo
por mi vuelo puedo desmentir.-



LOCOMOTORA DE AMOR

Profundamente respiran nuestros pechos.
¡Hasta la vista las preocupaciones!
¡Hasta la vista, las dichas decepciones!
La locomotora de amor se mueve-
una chispa de frote de carne con carne.
Un toque -muy afectuoso y salvaje,
los músculos tensos rechinan,
¡abrázame, vierte mi carburante!
sobre la ventana oscura
se vislumbran imágenes
y luces de estaciones.
No, nosotros dos no nos separamos.
Abrázame hasta el agotamiento -tú-
sin costumbre, indiferencia
y por fuerza.
La locomotora de amor vuela
y tira tras de sí la vida.-



LA VIDA DEL POETA

Esta viuda tendrá la misión difícil
guardar para los herederos
todo lo que había sido:
las gafas, la máquina de escribir,
la carpeta de los pensamientos
tras de su frente grande
y un poco calvo.
Ella debe criar a sus hijos inquiertos
e inspirar orgullo de origen
de su padre-
cada libro suyo- un triunfo.
Debe limpiar cuidadosamente el polvo
hasta que esté viva,
debe recoger lo más bueno,
escrito por ti,

para un volumen de "Escogido"
y por objetividad ni siquiera
y lo dedicado
a algunas
otras mujeres ajenas,
las heridas,
las que el finado -clásico coronado,
le ha causado
por sus perfidias borracheras,
mentiras,
multiplicadas de las musas,
como confesiones tiernas
por palabras de las más inspiradas...
Para que se asombra el hombre:
¿por qué no se nombra "clásica"?.-




                                                                                                           Tanyo Klisurov





Imágenes: Pinturas de Itsvan Sandorfi    (Hungría, contemporáneo)







quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario