Páginas vistas en total

lunes, 15 de mayo de 2017

Ritual


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores, Difundiendo a más de 1.800 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.699-


                                                                                                                    Abigail Desafi

Poeta, narradora y dramaturga chilena, nacida en Chillán, en 1969. Nieta de inmigrantes andaluces, su espíritu inquieto lo ha manifestado de formas creativas como artesana textil y autora de canciones. Ha escrito "La comarca del destierro", "Cavilaciones de insomnio", "Viajera innominada" (Poesía), "Cuentos de más", "Narraciones transgénicas", "Trilogía para un tablón" (dramaturgia), "El bichito" (novela). Actualmente trabaja en una adaptación de la novela inglesa"El chivo emisario" de Joselyn Brooke y paralelamente prepara el lanzamiento de su segunda novela "El culto de los Óspetas".              


                                                                                             "mi canto no es un verso inventado,
                                                                                              es un recuerdo
                                                                                              que retorna arrepentido
                                                                                              de su exilio entre sinapsis y otras muertes"









RITUAL

Antes de ir a dormir
revisar que las llaves no goteen,
sacar los perros,
asegurar puertas y ventanas,
cepillarse los dientes,
depositar un beso sobre el rostro más próximo...
¿Y quién revisa a los muertos en sus atuendos,
quién clausura sus terrores bajo llave
antes de condenarlos a su lecho de tierra?.-



HABITACIÓN

A esta habitación le hace falta un poco de aire,
a esta habitación le hace falta
una pasadita de plumero,
a esta habitación le hace falta un habitante
que no agarre pulmonía
a la primera emboscada del invierno,
ni se suicide
al primer encontronazo con la vida.-



ESTA TARDE HA LLOVIDO

Esta tarde ha llovido sobre los techos de Chillán:
polvo azufrado
desencadenando sus partículas
sobre los estupefactos de aquí abajo,
sellando los párpados
y la boca
con su ralladura de piedra.
El volcán Calbuco envió estafetas de su bramido,
mientras la tierra se contorsionaba
en un parto de fuego.-



CIUDAD

Se han construido muchos puentes
sobre el mismo río
de aguas esquizoides, demasiado fierro
y concreto para canalizar la carótida
de la periferia
y evitar que se desbande
hacia el ombligo de la razón.-



ARDID

Buscando dar con el cabo de la madeja
me pinté la cara de payaso,
me puse el traje sacerdotal de la musa,
escancié el licor de la demencia
hasta el último parlamento pautado.
Me sumergí en la sabiduría textil de los ancestros
cotejando tablillas cuneiformes,
sobre un entramado de osamentas
para la mofa de los ángeles...
Pero era más simple todavía que sentar a la belleza
en las rodillas e injuriarla,
bastaba recordar el espasmo,
la secuencia vibratoria de la primera palabra
en que estaba contenida la existencia...
Por favor, no me culpen
(perdón pido por la triste pantomima):
no sabía que lo sabía todo.-



EPIFANÍA

Que la pulsión creativa,
que el panfleto,
y el canasto con los huevos duros.
Que la cáscara huérfana, el desquicio,
que mañana el estofado,
que la siesta...
Demasiado tarde descubrí
que yo era el centro de mi propia periferia,
que siempre llevé conmigo
una especie de mapa de pájaro en las córneas.-


LA COSECHA

Y bien, aquí de nuevo,
agarrando a graznidos a la vida,
a guadañazos a la muerte,
a dentelladas a cada hijo germinado
de tanto riego a porfía, a contratiempo,
y aquí de nuevo la burra al trigo,
que de tan burra no entendió
que la certificación se la
adjudicaron las transnacionales,
y dale con la testadurez
de los tópicos escupidos a mansalva,
como en otro tiempo...
Pero ya no somos los estupefactos que fuimos,
ya vamos entrando a oler a gladiolo,
aspirantes a reclutas
con 40 moléculas de ira en la conciencia,
a ver si vamos a correr tan rápido ahora,
por encima de todos esos poetas de bruces
como escombros de guerra,
sobre el pavimento
sembrado de miguelitos.-




                                                                                                             Abigail Desafi



Imágenes: Pinturas de Wieslaw Walkaski   (Polonia, 1956)






quiquedelucio@gmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario