Páginas vistas en total

lunes, 8 de mayo de 2017

Mi cuerpo


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.800 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 1.692-


                                                                                                                       Alain Borne

Poeta y novelista francés, nacido en la región de Allier en 1915 y fallecido en 1962. A lo largo de su vida desarrolló una intensa labor literaria, colaborando con las famosas revistas Confluences y Poesíe 40. De este modo consiguió afirmarse como uno de los mejores poetas de su generación. Vivió en Montéllier donde ejerció de abogado. Publicó unos treinta libros de poesía, la mayoría reunidos en 2003 en "Poemas de amor - Antología" (Ediciones Le cherche midi). Los poemas a continuación , fueron traducidos por Águeda García-Garrido y son inéditos en castellano.


                                                                                   "por qué partir y dejar solo
                                                                                    en la casa abierta el rostro tan amado
                                                                                    arriba de la cumbre la casa mancha el cielo
                                                                                    al final del río el humo sube en línea recta"  









MI CUERPO Y EL  TUYO

Voy a tratar de dormir
de olvidar al mismo tiempo
mi cuerpo y el tuyo.

Seré sin amarte
sólo las pocas horas
donde yo ya no esté.

Luego, en el alba de mi amor
se alzará el sol de tu cuerpo.

Hallaré la aventura
allí donde la haya dejado
y mi deseo se hará camino sobre tu cima.-


***

No podrás acallar
ni mi alma, ni mi sangre, ni mi voz.

Mis labios ya sólo pueden abrirse
para decir tu nombre
besar tu boca
convertirse en ti mientras te busca.

Y aun hablo de rosa
se trata de ti
o de pan o de miel
o de arena o de mí.

Estás al borde de cada una de mis palabras
tú las llenas, las quemas, las vacías.

En ellas estás
eres mi saliva y mi boca
y hasta mi silencio está erizado de ti.-

***

Desnudarte,
ir de nuevo hacia más luz y más quemadura
mientras me ciegas ya
y todo en mí se calcina.

Y no obstante,
es necesario que tras cien cabalgadas
las nubes de mi rayo
desciendan a la tierra.

Es necesario que me eche
a adorar tus rodillas
y a tocar la escandalosa tibieza
de ese nido de soles.-


***

Si tuviera que contar nuestra historia
diría que de amor en amor
he llegado a ti como se cruza un vado
hacia la orilla capital.

Todas mis aventuras
fueron esas tenues piedras bajo mis pies
en mi marcha hacia ti.

Para arrugarlos, has prendido en tu mano
todos los rostros de mi vida.

Antes que a todos ellos, prefiero ya
tus increíbles dedos
esa estrella colmada de una carne magistral
en el firmamento de mi mirada.

¡Oh tu mano,
primera isla del archipiélago de tu cuerpo!

¡Oh tu cuerpo,
que abraza mi cabeza
antes de arder todo entero!

Después de tantos vínculos de cenizas
al fin, el fuego.-


***

No me digas
que sólo eres un racimo de la vid
y que otra también
me quitará la sed.

Cierto es que tengo sed y hambre
pero sólo de ti
soy una especie de ti
ahuecado por tu ausencia
adonde has de venir.

Por eso, al fin yo seré y tú serás
seremos.
Seremos dos o uno, qué sé yo
seremos como es el rayo.-



 
                                                                                                                   Alain Borne




Imágenes: Pinturas de Franz Von Stuck  (Alemania, 1863 - 1928)





quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario