Páginas vistas en total

lunes, 17 de octubre de 2016

Aviso de extravío

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.400 escritores, respetando el derecho de autor.




Publicación N° 1.504-



                                                                                                              Lilian Elphick

Poeta y narradora chilena, nacida en Santiago el 1 de diciembre de 1959. Licenciada en Literatura de la Universidad de Chile y con estudios completos en Magister en Literatura Hispanoamericana y Chilena. En 1990 fue finalista de concurso de cuentos Juan Rulfo celebrado en París, con su obra "La gran ola". Recibió la beca del "Consejo Nacional del Libro y la Lectura" por sus publicaciones "El otro afuera" y "Ojo travieso". En 2010 obtuvo el Premio Mejores Obras Literarias de Autores Nacionales del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, en la categoría obras editadas, por "Bellas de sangre contraria" (2009).



                                                                                                 "Todas íbamos a ser reinas,
                                                                                                  pero fuimos monstruos,
                                                                                                  y más encima nos llamaron
                                                                                                  mujercitas"








AVISO DE EXTRAVÍO


                                                       "Así que voy a hacer lo que creo mejor..."
                                                        Nota de Virginia Woolf


He perdido mi imagen, la palabra, ese amor feble y fugaz;
he perdido lo que nunca perdí: la sombra y la luz.
También se han extraviado agunos granos de arena
que guardaba en mis zapatos.
A quien los encuentre, por favor, no los devueva.-



FINAL FELIZ

Nos amamos desde el lugar de las palabras;
el deseo era una escritura que iba y venía,
ataviada de un presente compacto.
Nos amamos con furia, siempre indagando en la perversión
que tiene toda historia ficticia.
Nos buscamos en libros y cartas;
fuimos el papel y la tinta,
unidos por ojos que nos leyeron.
Por eso lo maté:
para amarnos más, y eternizar el mejor de los finales.-



AVISO DE ROBO

Mi silencio ha sido robado.

La persona que lo encuentre, trátelo con cariño.
No le grite, que se asusta.
No lo maree con palabras inútlies.
Una vez que el silencio se haya acostumbrado,
favor de clavarle el puñal bien adentro, en el centro
de su total indiferencia.
Deje los restos en la calle.
No faltará quien se los lleve.-




POST SCRIPTUM

                                      "Cuanda a la casa del lenguaje
                                       se le vuela el tejado y las palabras
                                       no guarecen, yo hablo"
                                       Alejandra Pizarnik.



¿Qué significa escribir, sino entrar en la sangre?

¿Qué significa la palabra, sin el cuerpo de la sangre?
¿Qué significa decir, sino avivar la sangre?
¿Qué significa la sangre, sino una historia
                                 que recién comienza ?


***

En la punta de su lengua está la palabra,
injusta y necesaria.
En la punta de sus dedos se condensa el vacío.
En la punta del silencio, ella escribe.
Escribe como grita: apropiándose de otros amores.
Y quiere olvidar el triste oficio del vórtice.
Sacarse los ojos para evitar la tentación del espejo.
Caminar derecho con un libro en la cabeza.
No mentir nunca más esa verdad tan filosa:
Ser la que escribe.
Y caer en los brazos del que llaman "lector".
Dormir juntos, arrullados por la sábana blanca.
Sin pensar en la escritura de los sudores.-



DIÁLOGO DE TIGRES II

Dos tigres salen a cazar. Uno va al sur; el otro, al norte.
Al final del día, se encuentran.

Estás herido.
No. La herida eres tú.
La flecha está enterrada en tu lomo, no en el mío.
Morirás antes de que amanezca; ahí reposará tu desvarío.
Yo estoy muy lúcida; puedo oír cómo se te va la vida.
Tu herida se agranda, tus palabras huyen.
Tu corazón se detiene, enamorado.
¿Enamorado?
No era una flecha cualquiera...

El silencio se instala, dividiéndolos.
Se miran, y comprenden.
Una corre al poniente; el otro, al oriente.-



HELENA

Golpeé mi pecho tres veces y no hubo respuesta.
Arañé mi cara y me lancé al abismo de la derrota.
Escribí para remediar el silencio y no obtuve el perdón.
Me pregunté qué es primero,
¿el amor o el odio?, y estalló una guerra.
Entonces, ¿qué maravillas me deparan
las patas de los caballos?
Alejada de mi esencia, mastico lentamente mi hermosura.-



ADANA

Mírame las costillas: hay cuatro rotas;
te las doy así como están, y el ojo
perpetuo en su tinta.

Luego harán de mí la boca incendiaria,
el paquete inservible que se lanza al vacío.

Mira el sin refugio, la alambrada, la púa, el diente en el suelo.

Adana es mi nombre.

Repítelo.

Guárdalo en tu corazón para que otros me recuerden
como el primer verbo crucificado en las casas de tortura.-



IFIGENIA

He encontrado refugio en el grácil silencio de la piedra.
Soy una historia breve y una imagen dura, surcada de grietas.
La traición me mató, no el filo de la espada.
Las velas se desplegaron; la guerra ardió de fuegos fatuos.
Me torturaron los labios de mi madre besando a la venganza.
Grité en los oídos del gran rey cuando me ofrecía a Artemisa.
Y antes de nacer, ya era huérfana y ya elegía mi muerte.
Ya escribía mi vida en la palma de la mano.
En el pedregal estoy.-



SÍSIFA

Dueña de mis días y de mis noches.

Dueña de la cima y de la roca.

Esclava del recuerdo de un tiempo plasmado en una escritura ausente,
donde había que caer y levantarse con la boca cubierta de tierra.

A eso le llamo "conciencia".-




                                                                                 
                                                                                                                 Lilian Elphick




Imágenes: Pinturas de Joaquín Sorolla (España, 1863 - 1923)






quiquedelucio@gmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario