Páginas vistas en total

jueves, 27 de agosto de 2015

Oda al vicio


Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadora. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.
Publicación N° 1.122.-


                                                                       
                                                                                  Florencio Quintero

Poeta, dibujante y médico cirujano venezolano, nacido en Caracas en 1980. En 1997 obtuvo el Primer lugar en el Concurso Nacional de Poesía Pérez Bonalde (Caracas) con su poemario "Orgasmo cósmico", y en el año 2001, primer y segundo lugar en el Concurso de Poesía Vargas, organizado por la escuela de Medicina de la UCV, con su poemario "Retórica de lo mundano"y "Nostalgia del vuelo", respectivamente. Publicó "Divertimento" en el 2005.Es  además, columnista y dibujante de la revista Zuplemento en Venezuela.


                                                              "Un río vuela de mi pluma a la tuya
                                                               las cenizas se depositan en medio del trayecto
                                                               el caudal es indetenible. El curso incierto.
                                                               Sólo existe la recóndita noción de que el río es:
                                                               vuelo  pluma  ceniza  caudal"






ODA AL VICIO

Mi pipa sabe a arcoiris
   en su humo muchas veces me reconozco
veo a un oso plácido que ríe
   mientras hace esculturas de efímero aire gris
La raíz de algún árbol inmemorial
la miel  el brandy  los versos
   mi tonta expresión de calma
la luz que se descompone en la cazoleta
dando un particular colorido al tabaco
Mi pipa sabe a arcoiris
   tesoro escondido
     placer inefable.-


LA VERDADERA HISTORIA DE ALICIA

Lluvia de naipes
Gatos invisibles
La sonrisa suspendida en el follaje
Observa a Alicia retozar en el campo
      con un matemático muy mayor para ella
Charles Dogson se persigna y lucha
mientras Lewis Carrol sublima sus demonios
aaay Alicia eleva su falda
bajo esta ríe el conejo lampiño airreal
    muy despreocupado
       ahora
          por las brechas temporales.-


IN VINO

La chica esconde sus ojos en una copa
El vino se encargará de expiarla de culpas
Esconde su risa en un rictus impreciso
       en un collar de perlas
       y en un vestido negro muy sobrio que
a todos deja contentos
La muchacha sueña con retozar desnudos en el campo
cubiertos de naranjas y de sol rabioso
morder la fruta y no comerla
ensuciar los harapos para después vestirlos
La chica sueña pero indefectiblemente
está atada a su licenciatura
y a la mirada cruel de los demás
recuerden
que la suya a su mirada
   flota embriagada
      con sus ojos
         en un vaso de alcohol.-


PLEGARIA POR UN POCO DE CORTESÍA

Me tendió un puño de monedas y ni me miró
        del otro lado del cristal
Agité en mi mano
    esos anónimos testigos refulgentes
del intercambio en la urbe
Intenté reír
      salió un graznido de ave en tierra

¿Qué más quieres? Ya te di tu cambio

Sólo un bosquejo de sonrisa
     un intento de mueca conciliatoria
        una curvatura de sus labios
             de odalisca doméstica
hubiese cambiado el día.-


LA ÚNICA APUESTA

Renunciar al nombre
Como quien renuncia a una ropa
        muy gastada
Asumirse una cosa distinta
        ser altanero
    incógnita
Renunciar al éxito
     y a sus cadenas
     brillantes bellas
pero cadenas al fin
 Desmontar uno a uno los disfraces
Reconocerse en el vacío
    Abjurar de lo tangible
Ser un cascarón
     Romperlo
         Ver que queda

Ser sólo eso
      vista
        mirada sin juicio
           luz sin sombra
             júbilo callado.-



TODO DEPENDE DEL VEHÍCULO

A veces la vida
    es un autobús raudo
sembrado de hastío
otras
     las más placenteras
es el amor cubierto de ixoras
     que se traslada en bicicleta.-




                                                                                             Florencio Quintero


Imágenes: Pinturas del artista español David Agenjo (contemporáneo).




quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario