Páginas vistas en total

miércoles, 19 de agosto de 2015

Las palabras

Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.
Publicación N° 1.116

                                                                                                Hilda Guerra

Escritora, poeta y música argentina, nacida en Buenos Aires. Recibió, entre otros, los premios Casa de las Américas, Faja de Honor de la SADE, Premio Fundación Dupuytren, Mención Especial de la Municipalidad de la ciudad de Buenos Aires, etc. Ha publicado: "La rosa negra", "En la fuente de los bailarines" "Mate de Tango",etc. Es autora de nueve libros para chicos. Coordinadora de Talleres Literarios, en universidades y distintos Centros Culturales de todo el país. Su último libro es "  2X 4 Tango" con reportajes a Homero Expósito , Julián Plaza y Osvaldo Pugliese, entre otros.



                                                                                              "Llegará un día niñito cautivo
                                                                                               y hoy hombre que sobreviviste
                                                                                               al martirio de tu madre
                                                                                               que te espantarás al escuchar la voz
                                                                                               de la que llamaste madre" 





LAS PALABRAS

Cada vocablo encierra espíritus
proyecta años luz
todo lo puede
moviendo y cambiando
pasa por espacios ya revertidos
procesa causas
vivifica caracteres y alfabetos
efectos epocas países
funciones de la vida
cantares dinámicos

es una presencia gótica inagotable.-


II

El amor de las palabras
no tiene urgencias
es un lento coloquio de milenios

va detrás de soles infinitos
de cristales de cuarzo tamizando estrellas
las caligrafías son prismas
vuelan encima de llamas.-


A EVARISTO CARRIEGO

Cómo pudo colocarse la luz en tu poesía,
en la frente alta de Mamboretá
en la miseria con costura.
Inmortalizaste los supremos fracasos
de las muchachitas que mostraban
la liga de costado.
Le diste un socio de picardía
a su paso desarticulado.

Cuántas vemos a diario
vestidas con la ilusión de un mañana.
Vos: le regalás un bombín
con un mago de sueños.

Siempre me pregunté
cómo era posible la luz en tu poesía
esa que enceguece a quienes no quieren verla.
Con sus cadencias de humo y arrabal
Su mística de gorriones, su canto lúgubre
y magnolias que perfuman quejas.

Cómo encontraste mariposas de luz
en las tinieblas de tu respiración.
Abriste compuertas para vecinos
que atraviesan una esperanza cortita
mientras un ángel en la alcantarilla
respira el polvo que disolviste
en esencias de eternidad
para el canto de los violenes.-


NORTLAND

                                   Si los pueblos no tuvieran memoria qué sería de los pueblos,
                                   fui a trabajar a Uruguay ese fatídico fin de semana. Ojalá
                                   nunca hubiese traído este poema.

Nortland
un nombre más un barco más
un país más en el consenso
en la rama caída y arrastrada colonialista.

Un nombre más y uno menos
en la página siniestra de intereses.

Lo ví imponente
      arrogante
en un puerto dividido del nuestro
para dependencia y pobreza
para diezmar una geografía inmejorable.

Dividido sí
en el pasado
por los británicos.

Nortland
puerto de los orientales
en un sábado con frío en los huesos
traía nuestros soldados prisioneros.

Una lágrima quedó detenida a trescientos
metros escasos
mientras un guardia imponente me dijo:
no puedo dejarla pasar y estoy con ustedes.

Nortland
un nombre más
1051 almas con un mar de injusticia y frustración
         adentro
se acercó lenta
         firmemente
a un país sin razón de ser separado del nuestro
penetrado a mansalva por el otro imperio
nombre cambiable de máscaras
américa del norte.

Nortland
un nombre más en la historia de la ignominia
en un 12 de junio precedido
          de otros peores
y un dolor demasiado profundo para llorarlo.-



                                                                                         Hilda Guerra



Imágenes: Pinturas de:  Abbott Handerson Thayler (EE.UU , 1849 - 1921) y 
                                      Anton Mauve (Alemania, 1838 - 1888)
                          



quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario