Páginas vistas en total

lunes, 24 de noviembre de 2014

Epitafio


Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y  goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



                                                              Juan Gelman

Poeta, traductor y periodista argentino nacido en Buenos Aires el 3 de mayo de 1930 y fallecido en México D. F. el 14 de enero de 2014. Fue Premio Cervantes de Literatura 2007, Premio Konex de Platino (2004), Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe "Juan Rulfo" (2000), Premio Iberoamericano de Poesía Ramón López Velarde (2003) , Premio Pablo Neruda (2005) y Premio Reina Sofía en el año 2005.


                                                        "Alza tus brazos, 
                                                        ellos encierran la noche,
                                                        desátala sobre mi sed,
                                                        tambór, tambór, mi fuego"  




EPITAFIO

Un pájaro vivía en mí.
Una flor viajaba en mi sangre.
Mi corazón era un violín.

Quise o no quise. Pero a veces
Me quisieron. También a mí
Me alegraban: la primavera,
Las manos juntas, lo feliz.

¡Digo que el hombre debe serlo!

Aquí yace un pájaro.
Una flor.
Un violín.-


ESCRIBO EN EL OLVIDO

Escribo en el olvido
En cada fuego de la noche
Cada rostro de ti.
Hay una piedra entonces
Donde te acuesto mía,
Ninguno la conoce,
He fundado pueblos en tu dulzura.
He sufrido esas cosas,
Eres fuera de mí,
Me perteneces extranjera.-


FÁBRICAS DEL AMOR

Y construí tu rostro.
Con adivinaciones del amor, construía tu rostro
En los lejanos patios de la infancia.
Albañil con vergüenza,
Yo me oculté del mundo para tallar tu imagen,
Para darte la voz,
Para poner dulzura en tu saliva.
Cuántas veces temblé
Apenas si cubierto por la luz del verano
Mientras te describía por mi sangre.
Pura mía,
Estas hecha de cuántas estaciones
Y tu gracia desciende
como cuántos crepúsculos.
Cuántas de mis jornadas inventaron tus manos.
Qué infinito de besos contra la soledad
Hunde tus pasos en el polvo.
Yo te oficié, te recité por los caminos,
Escribí todos tus nombres al fondo de mi sombra,
Te hice un sitio en mi lecho,
Te amé, estela invisible, noche a noche.
Así fue que cantaron los silencios.
Años y años trabajé para hacerte
Antes de oír un solo sonido de tu alma.-


LA RUEDA

El arco o puente que va
De tu mano a la mía cuando
No se tocan, abre
Una flor intermedia.
¿Qué toca, qué retoca, qué trastoca
Ese vacío de las manos
Solas en su fatiga?
Nace una flor, sí,
se agosta en mayo como una
equivocación de la lengua
Que se equivoca, sí.
¿Por qué este horror?
En la página de nosotros mismos
Tu cuerpo escribe.-


LA SECRETA DULZURA DEL DOLOR

La secreta dulzura del dolor
Es transparencia/sale
De la furiosa resignación del sueño/
Suena en la boca del perdido

En su origen/en su
Rumor de existencia que
Le clava la cabeza al gran espanto/
Al doble andar/al doble hilo/ a la

No verdad del estar como no estar/
El vuelo torpe que los cría/
Lo que rompe la luz/memoria

Confusa por sus números/
Pecho que dura como huella/
La nada que te ama.-


NOTA XXVII

De lo posible a lo probable/del
Sueño a la realidad hay como
Mares/playas nocturnas donde
Animales de pico descarnan
Formas mojadas por los jugos
Del corazón/así/viajamos
Del pecho al seco sol que dora
La maravilla/ o existir.-



                                                              Juan Gelman





Imágenes: Pinturas del artista estadounidense Edward E. Simmons  (Massachusetts,1852 - 1931)






quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario