Páginas vistas en total

viernes, 7 de noviembre de 2014

Condena previa


Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.


                                                                Cecilia Atria

                                                Poetisa chilena contemporánea


                                              "Ahora ya sabes que el cielo es ilusión.
                                              Mejor así, adolescente.
                                              La luna no es más que un planeta inerte.
                                              Los días pasan, los caracoles mueren" 








CONDENA PREVIA

La toca
con los labios, con la mano,
La toca
con la lengua, con los dedos, con los ojos.
La toca de cuerpo desnuda,
la palpa con el tacto, con los dientes,
la embriaga de olvido de sí,
le anula la cordura y la sentencia a la muerte.

La toca por afuera, cada poro, cada vello;
ella tiembla de cuerpo, de piel desnuda,
de boca muda entre sus besos.
La toca,
vence sobre ese cuerpo de mujer cada batalla
(ella le rinde su territorio entero).

De afuera la toca, de afuera de él,
vaciado de él, desnudo sólo en apariencia.
Adentro, sus latidos yacen atados
quién sabe a qué condena previa.-


AUSENCIA

Espío tu vida, la espío
entre los amigos donde dejaste huella,
silenciosa me allego a sus conversaciones
esperando que pronuncien tu nomre,
que relaten cerca mío cualquier circunstancia
que te tenga entre sus protagonistas.
Así de ávida estoy de noticias tuyas,
de tu voz cantando a los Moody Blues
y a Simon and Garfunkel,
el mundo tu silueta en ese instante
ajeno a la certeza de que todo pasa
y lo que pasa jamás vuelve al mismo sitio.
Así de tanto echo de menos tus ojos,
nada de ti me habló mejor que tu mirada oscura,
no sabía escabullirse como el resto de tus gestos
que tardaron en llegar a mi destino.

Se fue de pronto la juventud entera,
bombardeado el cielo te hiciste imposible;
no sé si algo habría sido distinto
si nos hubieran dicho que eso ocurriría.
Los soldados se tomaron las calles
y entre las cosas prohibidas se coló sin querer
tu voz cantando a los Moody Blues
y a Simon and Garfunkel.
No regreso, escribiste desde un lugar de Madrid,
no volveré jamás al lugar donde tú existes.

Ha pasado el tiempo; los días
nunca dejaron de escribirse.
Sólo una cosa se mantiene intacta
y es tu ausencia.
Qué necedad la tuya la de no regresar
a los lugares donde quedó tu huella.
Mi corazón, uno de ellos.-


COMO BOCA DE LOBO

Era de noche,
de noche oscura,
oscura como boca
de lobo.
No como tu boca,
no como tu boca en beso
y en verso,
tu boca una metáfora
de lo inasible,
tu boca sin censura,
tu boca delatora,
tu boca que no callo
con mi beso.
Era de noche,
de noche oscura,
siniestra como boca de lobo,
de lobo al acecho,
tu boca callada de golpe,
desgarrada a jirones
y yo de golpe
viuda de besos.-


UN PASO

Entre tu piel y mi piel
hay apenas un paso,
breve como una pausa,
fugaz como un suspiro.

Me repliego.
Me prohíbo.

Es apenas un paso.
Es un salto al abismo.-


NOSTALGIA

Anda el sol por dentro de mis ojos
y en el reverso de mi voz, una queja,
una sombra, una araña
y un cascabel desentonado y seco.

Gusanos agónicos en mi mente
y en mi cansancio.
Gusanos que duermen en la luna
(la luna descansa en mi grieta).

Anda un velero debajo de la tierra
y en la hondura del viento
mariposas muertas.-



                                                                Cecilia Atria






Imágenes: Pinturas del artista de Austria, Gustav Klimt.




quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario