Páginas vistas en total

jueves, 6 de noviembre de 2014

Ausencia nocturna


Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.-



                                                          María Elina Pereira Olmedo

Poeta paraguaya nacida en Asunción en 1962. Es doctora en Medicina. Desde muy joven se dedicó a la poesía y en 1972 apareció su primer libro: "El sueño adolescente de un arcángel", luego publicó "Sector Toledo" (1982) por el que se la distinguió con el Primer Premio Amigos del Arte. También obtuvo el Primer Premio para Poesía del Centro de Estudiantes del colegio Goethe, con publicación.


                                                   "Porque es más fácil
                                                    levantar un monumento a un muerto,
                                                    que proporcionar una vida digna
                                                    a un hombre que no quiere morir" 






AUSENCIA NOCTURNA

Gotas oscuras de silencio
en el jardín.
Las rosas se beben
el agua de la lluvia.
Y el silencio infinito
de la soledad.
En mi carne late aún
el ritmo de la espera.
Ausencia.
Hueca de recuerdos.
Hoy tienen mis manos silenciosas
un aleteo de pájaro herido.
Tus ojos
caminos solitarios.-


CATEDRAL DE SUEÑOS

Hay un grito de tempestad,
en la mañana y en el viento.
El mar es como un templo.
Hogar hecho de sal.

Florecen en él las nubes y la espuma.
Florecen en él los sueños.
Se abren en el viento
las alas infinitas de los pájaros.
Entre su canto,
recogí el sabor amargo de una despedida.
En los muelles
se abre la niebla.
Los gritos y la soledad
se han quebrado en la playa.
Llegan a mí los restos
de antiguos naufragios
con encajes de espuma.
Triste ramillete de algas.
El mar es como un templo.
Hogar hecho de sal.-


Y ESPERA

Espera,
con el corazón oprimido.
Espera
lo que no volverá.
Está triste,
y está sola,
por un día,
que se borró
por un azul
que se quebró,
por un adiós
que ya pasó.

Y espera,
con el corazón oprimido.
Y espera
lo que no volverá.-


LA NOCHE SOLA

Trocito de ilusión
ya marchita,
que no tuvo el valor
de morir con el día.
Y la noche
camina en el aire,
como mil cartas
escritas de una vez
para que se las lleve
el viento.
Y la estrella errante,
compañera de mis ojos,
se perdió
en un enjambre
de diamantes diminutos
que surgen
de mis manos extendidas,
de mis palmas abiertas,
diciendo en un susurro
que la noche
es bella,
que la noche
está sola.-


YO NO ESTUVE ALLÍ

Yo no estuve allí.
No vi los ojos viejos
en las caras de los niños.
No vi las manos rotas
intentando contener la inmensidad
de los recuerdos; horizontes de tierra y palmas.
No he visto la desesperación
ni la sed. No los vi morir.
No vi crecer con angustia
bajo un sol que no tuvo piedad
de los niños ni las tumbas.
No los vi volver.
Yo sólo vi caras de hombres-niños,
la sonrisa cansada que vive con la muerte
en míseros ranchitos.
Fotografías viejas y lejanas.
Yo sólo vi los ojos inmensos
de los que volvieron, y recuerdan,.
No vi los rostros de las madres
que enterraron a sus hijos.
Sólo escuché voces antiguas
y un silencio de recuerdos y horror.
Sólo vi tumbas y placas de bronce.
Y quizás, en una pequeña urna,
el recuerdo increíble de aquello,
que fue un hombre.
Y sólo imaginé su angustia y su delirio,
y el miedo y el dolor de los que quedan.-



                                                         María Elina Pereira Olmedo







Imágenes: Pinturas del artista chino contemporáneo Xi Pan



quiquedelucio@gmail.com

1 comentario:

  1. Me gusta el lirismo de la poeta María Elina Pereira por su belleza expresiva; cualidad que suscita un sentimiento hondo de belleza manifestada en sus poemas. De lectura sencilla y sensorial sin abusar de vocablos sorprendentes. María Elina es una poeta hecha y con excelente dominio de las letras. Habrá que felicitarla por sus trabajos. Un cordial saludo.
    Fernando Bermúdez Cristóbal, escritor, periodista y graduado en ciencias sociales.


    ResponderEliminar