Páginas vistas en total

sábado, 28 de junio de 2014

Sueños inconclusos

Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía hispanoamericana de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Quiere ser fiel a esa experiencia única que es la lectura de poesía, a su escenario de un habla compartida que la convierte en un ritual primitivo. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor. 


                                                       Manuel Muñoz Astudillo

Poeta y abogado chileno nacido en Quirihue en 1942. Con residencia en la ciudad de Concepción, también ha incursionado en el relato publicando un texto en el que recoge algunos mitos urbanos desgarradores. Como poeta es el vocero del amor perdido, de aquella mujer que no regresa y que deja  silencios y oscuras ausencias en el alma. Tiene publicado una decena de libros de poesía, algunos de los cuales fueron traducidos al inglés, francés y portugués.

                                             "Cuando la noche se haya detenido
                                             y monte mi caballo luminoso
                                             hacia el oriente
                                             no te olvides de mi nombre"






NUNCA VINISTE

Nunca viniste a este lado del paraíso
mi calle era de adoquines
las tejas lloraban Agostos
y una pelota
golpeaba mi ventana
ahuyentando los versos
del poema
que nunca llegó al cuaderno
Por eso no viniste
pero mi nmbre saldrá en los diarios
cuando sepan que he muerto
en la selva colombiana
a donde me he ido a combatir
y a matar tu recuerdo.-


SUEÑOS INCONCLUSOS

Sueños inconclusos anidan el cristal
de los ojos.
Pájaros dormidos rondando sombras
sobre el perfil de un bosque imaginario.

Todo fue en su tiempo y en su espacio:

visiones y vuelo alucinado
en medio de la humedad vegetal del silencio,
tu voz rozando mi piel
o el viento
quebrado en el vientre del granito.

Apenas una brisa,
donde remolinos ocultan hojas muertas
y palabras abortadas
en el umbral de tu boca.


II

Un aguacero inunda veredas interiores.

La ciudad ha penetrado por mis venas,
permanece oscuro bajo la lluvia
mientras observo
el regreso a tus propias estaciones.

El reloj atrapa tu rostro
y marca la inmensidad de los instantes.

Una oración florece en mis labios.

Escojo un último deseo.
cenizas del tiempo
empañan tus ojos.


VI

El cielo se desangra desde la altura
de tus párpados.
Puedo ser un náufrago derritiendo
bajo el sol
la silueta del cansancio
en medio de este océano
desprendido de mis venas.
¿En qué lugar de esta oscura miseria
acecha la bestia dormida
en su lecho de tiempo?

Corroe y arranca
espacios de la mente,
selva inviolada en la magnitud
de sus misterios
donde ara y becerro
soy yo mismo consumido
en la sagrada voz del fuego.


XX

La realidad
es otro sueño definido
únicamente en las instancias del dolor
que la cobija,
donde se hace palpable la angustia
de lo que pudimos construir
en aquellos segundos
en que consumimos nuestro tiempo
descifrando
los orígenes del deseo.-


                                             
                                               
                                                       Manuel Muñoz Astudillo



    

Imágenes: Pinturas del artista ruso contemporáneo Pavlov Mstilav.


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com

                                             

No hay comentarios:

Publicar un comentario