Páginas vistas en total

lunes, 23 de junio de 2014

La hora

Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía hispanoamericana de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Quiere ser fiel a esa experiencia única que es la lectura de poesía, a su escenario de un habla compartida que la convierte en un ritual primitivo. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



                                                            Juana de Ibarbourou

                              Poetisa uruguaya ( Cerro Largo, 1892 - Montevideo, 1979 )
                                           Gran Premio Nacional de Literatura 1959

                                                       "Un imprevisto amor, mi
                                                        mano unía
                                                        a tu mano, morena y
                                                        temblorosa" 



LA HORA

Tómame ahora que aún
es temprano
la
primavera.y que llevo dalias
nuevas en la mano.

Tómame ahora que aún
es sombría
esta taciturna cabellera
mía.

Ahora que tengo la carne
olorosa
y los ojos limpios y la
piel de rosa.

Ahora que calza mi
planta ligera
la sandalia viva de la
primavera.

Ahora que mis labios
replica la risa
como una campana
sacudida aprisa.

Después...¡ah, yo sé
que ya nada de eso más
tarde tendré !

Que entonces inútil será
tu deseo.
Como ofrenda puesta
sobre un mausoleo.

¡Tómame ahora que aún
es temprano
y que tengo rica de
nardos la mano!

Hoy, y no más tarde.
Antes que anochezca
y se vuelva mustia la
corola fresca.

Hoy, y no mañana. ¡Oh
amante!  ¿No ves
que la enredadera
crecerá ciprés?.-


RAÍZ SALVAJE

Me ha quedado clavada
en los ojos
la visión de ese carro de
trigo
que cruzó rechinante y
pesado
sembrando de espigas
el recto camino.

¡No pretendas ahora que
ría!
¡Tú no sabes en qué
hondos recuerdos
estoy abstraída !

Desde el fondo del alma
me sube
un sabor de pitanga a
los labios.
Tiene aún mi epidermis
morena
No sé que fragancias de
trigo emparvado.

¡Ay, quisiera llevarte
conmigo
a dormir una noche en el
campo
y en tus brazos pasar
hasta el día
Bajo el techo alocado de
un árbol!

Soy la misma muchacha
salvaje
que hace años trajiste a
tu lado.-


RECONQUISTA

No sé de dónde regresó
el anhelo
de volver a cantar como
en el tiempo
en que tenía entre mi
puño el cielo
y con una perla azul el
pensamiento.

De una enlutada nube, la
centella,
súbito pez, hendió la
noche cálida
y en mí se abrió de
nuevo la crisálida
del verso alado y su
bruñida estrella.

Ahora ya es el hino
centelleante
que alza hasta Dios la
ofrenda poderosa
de su bruñida lanza
de diamante.

Unidad de luz  sobre la
rosa.
Y otra vez la conquista
alucinante
de la eterna poesía
victoriosa.-


                                                          Juana de Ibarbourou


Imágenes: Pinturas del artista Istvan Sandorfi  (Budapest, Hungría, 1948 - París, 2007)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario