Páginas vistas en total

viernes, 13 de junio de 2014

Dos mexicanos

Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía hispanoamericana de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia escritura y goce creadores. Quiere ser fiel a esa experiencia única que es la lectura de poesía, a su escenario de un habla compartida que la convierte en un ritual primitivo. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.


Dos jóvenes poetas mexicanos, de la última generación de autores que ha dado ese país al mundo:

Melissa Nungaray . Poeta mexicana nacida en Guadalajara en septiembre de 1988. Es autora de los poemarios: Raíz del cielo (2005), "La zonámbula" (2008), "Sentencia del fuego" (2011), "Travesía" (2014)

Jorge Posada:  Poeta mexicano nacido en el D.F en 1980. Autor de: "La belleza son los aeropuertos vacíos" (2013), "Adiós a Croacia" (2012), "Costa sin mar" (2012), etc. Es además editor  de la revista Valderrama.

                                         
                                                 "No sólo yo he vivido en una casa
                                                 sin nadie, hasta oír cómo se funden
                                                 los muebles sino ese hijo de madre
                                                después que muriera su amor loco"





TRAVESÍA  poesía de Melissa Nungaray

1

Multitud aturdida en campanas
sollozando,
arrastrándose en la ira
revolcada en la elipsis de la luz
mayor.
Veo, pero no escucho.
Es la encarnación de mil cuerpos
con cada gota de la  misma alteza del
infierno,
bufándose del yerro.
Creaciones inéditas bailan en el
limbo,
flotan sus órganos en paredes de
hocicos sin fondo,
se almacenan y llegan al Olimpo
para recordar el tiempo en el que la
tierra se consumió.
Estoy harta de entregar mi pequeño
rostro a diario,
iría por segunda vez
al lugar amargo y silvestre,
los hijos del diablo lo llaman
bóveda eterna, demasiado salvaje.
Lamen sus huellas
hasta encontrar una que se le
parezca,
decapitan sus orejas, elevan su
cuerpo y regalan sus lenguas
hasta la última boca del silencio.
Ahora sólo gritan sus cuerpos.-

3

Ver la lectura de las nubes
ansía dejar las aves muertas de
dulzura,
lanzar la caricia en la textura
de la balanceada lengua del león.
Palabras que palpan el yerro de la
paloma,
el llanto que la luz no quiere tocar
en filosos archipiélagos
que la luna lanza en su reflejo.-


                                                    Melissa Nungaray


COSTA SIN MAR   poesía de Jorge Posada

Provengo de una familia
que no posee nada
cuyo legado
serán las peleas
que sostuvimos
los sábado por la tarde
las puertas
que se disuelven
durante el verano.-


*************

Pienso en esos muchachos que una noche
estuvieron en casa del lago y luego se dispersaron
como líneas en un mapa
roberto bolaño
escondido en un sótano
riendo solo
comiendo solo
respirando el aire solo

pienso en vallejo ahogándose en un hospital
observa como la asfixia sucede
incesante en su cabeza

pienso en mi padre que tuvo que trabajar
desde los quince en un taller de motocicletas
pienso en mi madre que transcribió
una novela de paul bowles

yo vivo en una casa junto
a la carretera
escucho las líneas que dibujan los tráilers
escucho a mi padre
y a mi hermana apretar los dientes
a los doce yo había visto a una
mujer desnuda
muy morena
pero aún era un niño que temía a los insectos
que huía de otros niños
que se ocultaba entre las cortinas

pienso en george perec
frente a la casa que se derrumbó
después de la guerra
en sus miles de planos de parís
en sus manos hermosas
en su infancia suicida.-

(fragmento)

                                                              Jorge Posada





Imágenes: Pinturas del artista ruso contemporáneo, Bato Dugarzhagov


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario