Páginas vistas en total

lunes, 14 de abril de 2014

Oda al amor



Una antojadiza antología de la poesía hispanoamericana de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Para difundir a los creadores, respetando el derecho de autor.

Esta es la publicación número 800 del blog. Entrada especial en homenaje al gran poeta chileno.
                                                               
                                                                Pablo Neruda
                    (Parral, Chile,12 de julio de 1904-Santiago, 23 de septiembre de 1973)
                                                    Premio Nobel de Literatura 1971


                                                     "todo eso es mío, bella,
                                                     cuando andas o reposas,
                                                     cuando caminas o duermes,
                                                     cuando sufres o sueñas,
                                                     siempre, eres mía, mi bella"






ODA AL AMOR

Amor, hagamos cuentas.
     A mi edad
     no es posible
engañar o engañarnos.
Fuí ladrón de caminos,
     tal vez,
no me arrepiento.
Un minuto profundo,
una magnolia rota
por mis dientes
y la luz de la luna
     celestina
Muy bien, pero, el balance?
La soledad mantuvo
su red entretejida
de fríos jazmineros
     y entonces
lo que llegó a mis brazos
fue la reina rosada
     de las islas.
     Amor,
con una gota,
aunque caiga
durante toda y toda
     la nocturna
     primavera
no se forma el océano
y me quedé desnudo,
solitario, esperando.

Pero, he aquí que aquella
que pasó por mis brazos
     como una ola
     aquella
que sólo fue un sabor
de fruta vespertina,
     de pronto
parpadeó como estrella,
ardió como paloma
y la encontré en mi piel
     desenlazándose
como la cabellera de una hoguera.
Amor, desde aquel día
todo fue más sencillo.
Obedecí las órdenes
que mi olvidado corazón me daba
     y apreté su cintura
     y reclamé su boca
     con todo el poderío
     de mis besos,
como un rey que arrebata
con un ejército desesperado
una pequeña torre donde crece
la azucena salvaje de su infancia.
     Por eso, Amor, yo creo
     que enmarañado  duro
     puede ser tu camino,
pero que vuelves
de tu cacería
y cuando enciendes
     otra vez el fuego,
como el pan de la mesa,
así, con sencillez,
debe estar lo que amamos.
Amor, eso me diste.
Cuando por vez primera
ella llegó a mis razos
     pasó como las aguas
en una despeñada primavera.
     Hoy
     la recojo.
Son angostas mis manos pequeñas
las cuencas de mis ojos
para que ellas reciban
     su tesoro,
     la cascada
de interminable luz, el hilo de oro,
el pan de su fragancia
que son sencillamente, Amor, mi vida.-



BELLA

Como en la piedra fresca
del manantial, el agua
abre un ancho relámpago de espuma,
así es la sonrisa en tu rostro,
     bella.

     Bella,
de finas manos y delgados pies
como un caballo de plata,
andando, flor del mundo,
     así te veo,
     bella.

     Bella,
con un nido de cobre enmarañado
     en tu cabeza, un nido
color de miel sombría
donde mi corazón arde y reposa,
     bella.

     Bella,
no te caben los ojos en la cara,
no te caben los ojos en la tierra.
     Hay países, hay ríos
     en tus ojos,
mi patria está en tus ojos,
yo camino por ellos,
ellos dan luz al mundo
por donde yo camino,
     bella.

     Bella,
tus senos son como dos panes hechos
de tierra cereal y luna de oro,
     bella.
Cuando estés cerca  o lejos,
     siempre,
     eres mía, mi bella,
     siempre.-


                                                                     Pablo Neruda   


     

Imágenes: Pinturas del artista francés Pierre Auguste Renoir (febrero de 1841-diciembre de 1919)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com

1 comentario: