Páginas vistas en total

jueves, 17 de abril de 2014

Abismo




IN MEMORIAM  GABRIEL GARCÍA MARQUÉZ






                                                                Leonardo de León

Poeta y profesor de Literatura uruguayo, nacido en Minas en 1983. Colaboró con las revistas culturales "Iscariote" y "La letra breve". Fue columnista de libros en la revista Megafón de Buenos Aires. Es además guionista de cine. Obtuvo el Premio Mención de Honor en el concurso Paco Espínola , el XVII Premio Nacional de Narrativa "Narradores de la Banda Oriental" y el Primer Premio "Pablo Neruda" para jóvenes poetas. En 2012 publicó su poemario "Confirmación del aliento" (Paréntesis, colección Aedas)


                                             "cae tu boca en mi tórax
                                              como cuerpo suicida desde edificio
                                              el golpe mata algo que no es tuyo"





ABISMO

Cuando el aire es el
abismo,
respirar es la caída.
La grieta es honda
como profunda
la inhalación que nos arroja al fondo.
Espero encontrar
al verso
en el vértigo del descenso.
Espero volver al cielo antes del golpe
que disipe al cuerpo en la dura tierra.-


UNO

A veces las palabras
cuelgan como prendas del vacío
roídas por la ausencia
y de la piel sorda del papel
destila una clara tempestad.
Blanda
hueca anatomía
estático destello:
la página
se apropia del sonido como un cuello
envuelve la crudeza de su grito.
Se amolda a la tela del lenguaje
y deja bien tirantes las costuras.
El vacío se inflama
como una astilla por el río
que absorbe toda el agua y se vuelve
un río quieto de madera.
En estos días
la palabra cuenta la tormenta del vacío
sin decir una palabra.
Se dice
y se disipa.
Se impregna de la nada de su cuerpo.
Se anticipa a su final.-

DOS

Mirar el ojo sereno del tornado
mientras el mundo gira y se
deshace.
Ser el centro imperturbable del caos
que llora el espiral de los
escombros.
Hacer de la vida un túnel que se tiñe
de polvo
y equidista la pupila:
feroz calidoscopio de la nada.
Sentir por última vez
la arrogancia de mirar lo que te
queda.
Prolongar la fiebre hasta que arda
y se ahogue en la inercia de su
fuego.
Flotar como un recuerdo
y al final
cerrar el párpado redondo del
tornado.
Dormirse para nunca haber nacido.
Morir enteramente:
sin un mundo al que volver
de tu sueño o pesadilla.
Ser el último testigo de tu aliento:
nombre sin objeto
aire sin lugar.-


TRES

Nunca deja de llover
porque el arroyo no cesa de caerse.
Tropieza con el látigo del sol
y se derrama en el vapor
de los azotes.
Cae mientras asciende:
leve catarata que se encrespa por la
altura
y en la sed de un luminoso paladar.
Más tarde o más emprano
el alma del arroyo no resiste otra
caída.
Se enrosca al espiral de la tormenta
oprime y se libera
destroza los colmillos en la lluvia.
Escampa al otro día y sin embargo
el arroyo condesciende a los azotes
de una luz que se repite.
El lomo del agua se levanta
felino y sin temor
encrespado en el augurio de otra
nube
y otro ataque.
El agua se resigna y se enaltece
en la caída.-

TODO ES MAR

Los cuerpos son olas en el lecho
oscilante,
mares juntos y crecientes.
Los baña el mar del aire en éxtasis.
El mar del mundo los asfixia
y los sentecia a una última
lágrima,
al océano condensado en pupila.
Pronto vendrá el ahogo,
pronto una ola como lápida,
pronto un sermón del viento;
un epitafio de grito de ave.-


                                                           Leonardo de León




Imágenes: Pinturas del artista chileno Camilo Mori (Valparaíso, 1896- Santiago, 1973)



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario