Páginas vistas en total

sábado, 9 de marzo de 2013

Álbum

                                                      Jordi Virallonga

 Poeta, ensayista y crítico español nacido en Barcelona en 1955. Es catedrático de Filología Española de la Universidad de Barcelona. Parte de su extensa obra poética está contenida en las obras: "Saberte" (1981), "Perímetro de un día" (1986), "El perfíl de los pacíficos" ((1992), "Crónicas de usura" (1996), "Todo parece indicar" (2003), "Los poemas de Turín" (2004), etc. Parte de su obra ha sido traducida al italiano, portugués y turco. Entre los premios obtenidos se destacan el "Premio Ciudad de Irún" en 1996 y el "Premio Internacional de Poesía Villa de Aoiz" en 2002. Es Presidente del Aula de Poesía de Barcelona.



                                           "se leyó a sí mismo
                                            los versos que había escrito
                                            y se negó, nunca más,
                                            a recibirse.
                                            Era un mal poeta
                                            pero un hombre extraordinario"


ÁLBUM       poesía de Jordi Virallonga


Mira qué piernas tienes, la lisura de tu cuello.
La vida te ha dejado ser bella todavía.
Aún te queda tiempo para más de una noche,
noches que no son un regalo,
que regalas a los amigos feos,
precoces pero tiernos, o a hombres
que te llamaron guapa y querían
estar contigo a solas una noche
como un verano entero.
Una noche tan sólo, y otra vez sola
tras otra soledad sobre las piernas.
Da lo mismo, quizá es un mal comienzo,
saca el álbum, ¿dónde está el mechero?

Princesa de las fotos,
no volverás a contar tu vida a nadie.
Lejanas, irrompibles, testigos implacables
que a cientos de kilómetros del tiempo,
de cuando había risas y un paisaje,
siguen llevándote a las playas, los amigos,
la toalla de un hotel a mediados de noviembre.

Mira ésta, es invierno,
hojas más allá la primavera
de otro año y los niños corriendo la alameda,
¿si nunca ibas a morirte,
qué risa entonces podía imaginarse
que nunca más volverías a ser ésa?

Aquí es verano. Éstas no, que no las vea nadie,
o da lo mismo,
también en esas calles la gente se encierra
con sombras que tampoco fueron suyas.

Ya siempre será así.
Seguirás tomando leche hasta que llegue
la vejez sin paliativos,
no la muerte a la que temes menos.
Para dar a tus hijas una herencia de fotos que mostrar
a sus novios, a sus amigos nuevos
(por cierto, estás preciosa de perfi en la del puente),
y entiendan en tus ojos, los suyos,
que perder no es fracasar,
y que la victoria significa
estar sufriendo siempre
para no alcanzar verdad alguna;
que con su poco de amar, todo es vivir
irremediablemente.-



  

                                              METAFÍSICA

                                        Perdurará el vuelo, no las aves,
                                        el fuego sin la guerra, la tierra
                                        junto al agua, sin bien y sin maldad.

                                        Las ideas cambiaron las calles, no el aire,
                                        son una persiana flotando en el mar.
                                        Lo que es, quieras o no, es lo que te espera.-



CON ORDEN Y CONCIERTO

               Carissima:

Aunque ser no sea lo que soy ni lo que he sido,
sino una cosa vaga,
todo significa ver
lo que estos ojos ven
porque uno
no detenta
más vida
que la suya,

y ya que lo preguntas:

Asistirás a la cerrada verdad de la quietud,
              aún en la distancia,
porque son tus ojos en mí los que te llevan.
Asistirás aunque no adviertas perpetrar la emboscada
             del día
o se vuelva gris el tren y ensucie
la insistencia una patria
              sin edad.

Asistirá de nuevo el tiempo
triángulo amoroso de un antiguo anhelo,
sin que le importe al tiempo un álamo
el riesgo de poseer al tiempo, o a ti al pensamiento que te
               lleva a cientos de kilómetros por nada más extraño
               que su hora.

En realidad las cosas me son así

               por eso que no supe ser a tiempo, tú ya sabes:
               llegó abril y tus ojos de cometa
               se asomaron a la apatía de las próximas playas.

               Nunca quise retenerte.
               En realidad las cosas fueron así,
               entonces no te dije,
               y quizá eso lo hubiera aclarado todo, te digo,
               ya que no lo preguntas.-


                                            Jordi Virallonga


Imágenes: pinturas del artista chino contemporáneo Ou Chu Jian



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda 
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio                                                                          
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario