Páginas vistas en total

martes, 19 de febrero de 2013

Venganza

                                                                  Santiago Caiza

Poeta nacido en Quito, Ecuador en 1970. Escribe desde muy joven y se ha desarrollado como una de las voces más representativas de la poesía de su país. Fue tallerista de Chely Lima y Abdón Ubidia. Obtuvo el Premio Paralelo Cero y el Primer Lugar del Concurso "Alicia Yánez Cossío". Colabora con la revista electrónica de literatura "Círculo de Poesía".

                                   "Es el clavo que no halló la carne
                                   la cruz que se reproduce en las pinturas
                                   el que en la agonía no fue ejecutado
                                   la mancha"



VENGANZA  poesía de Santiago Caiza

Te contempla desde tu nacimiento

En la memoria de la creación
estabas buscando el manantial
que te sacaría de las entrañas
donde presentías ya a tu amante

ahora

el mar bélico de tu deseo
se enfrenta a la luna con gemidos
que claman el tacto a la flor
que espera dormida en su humedad

ya no evitas que la sombra
roce con tu hálito tu piel

ahora
mientras olfatea entre tus muslos
y calma, con la lágrima que ahí
palpita,
la sed,
que en esta belleza llega a ser muerte.-


LA TARDE INCONCLUSA

En la sustancia del esplendor
que nunca llegará a ser la obra
requerida por las consignas

estaba ella

la musa que era virgen

que en la exigencia del exilio
permanecía altiva en su edad

aquella edad que enmascara la memoria
donde la imagen doblega el suplicado destino
que nace de la nada, arrastras;
en ella
su cuerpo era el santuario del lenguaje
donde la cosmogonía de su carne
era el destino incluido en la derrota
de todas las victorias

ahora lo orgánico se yergue

el fuego restaura mi cerebro
y me levanta en la futura visión

ligada a la mirada perdida
que crece eterna y derrotada ante su piel.-


PUNTO CARDINAL


En la penúltima jerarquía que da la física
se arrastra en el polvo del quark
hacia el este
hacia la región que suma, mas no acumula
la función menstrual ni la
contraposición de la vejez

el recorrido hacia ese paraje
lleva su propia protección
carga la cura que antes de ser ya es
y aunque llegue al poniente no verá el ocaso

su piel repulsa los poros adquiridos
y el pillón de líneas que en unos es sabiduría
y en otros la vibración que energiza el dolor

la inversión de la continuidad
inmoviliza
el cuerpo se sumerge en el plasma intemporal
donde el empirismo ya no rige
tan sólo cobija el elemento

la nueva, aunque primitiva imagen
de la enzima incorporada ya no a la materia

ya no al devenir
ni a la noche que da forma a lo concebido
sino al movimiento que execra los años
limpiando la secreta memoria de la muerte.-


                                                                 Santiago Caiza






Imágenes: pinturas del artista serbio Vladimir Dunjic (1957)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio




No hay comentarios:

Publicar un comentario