Páginas vistas en total

jueves, 22 de junio de 2017

Cena

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.000 escritores, respetando el derecho de autor.




Publicación N° 1.728-



                                                                                                                         Marina Serrano

Poeta argentina, nacida en Quequen, provincia de Buenos Aires, en 1973. Es fisiatra de profesión. Publicó los poemarios "Formación hospitalaria-Sigamos enamorados" (2006), "La diástasis de las tibias largas" (2008), "La única cosa necesaria" (2012), "Psiquis anatómica" (2016), etc. Además figura en numerosas antologías tanto de su país como del extranjero.


                                                                        "Espinos de acacia enana cierran los bordes,
                                                                          y la sangre corre por el hueco de una caña.
                                                                          En nombre del gran desconocido, las mujeres
                                                                          han vengado su propia muerte con otra"










CENA

En el interior blando
ella amolda la lengua
y su tanteo protector se propaga
hacia mis dedos en pinza
hacia la más medial y caudal del hipogastrio,
al moverla hacia atrás
sus labios se adhieren
limpian el metal.

La de tibias largas amplía la oscuridad
mientras sus dedos, arriados en silencio
exageran mi curvatura lumbar y disparan
la mano aprehensiva.

Tras la espalda el goce no se vislumbra
entonces, puedo demorarlo.-


NOCHE SOLA

Un día todo habrá terminado
y no lo sabremos.
No habrá botellas abiertas sobre la mesa,
no planearemos la sombra de nuestros cuerpos
bajo la luz negra y los espejos, el rito final
de la noche,
será como si nada.
De alguna manera, el frío
de unos por viejos, otros por necios o cobardes
vendrá
a tomar café con masas. Y la tabla
apoyada en una pared, esperará calma el paso
del protocolo total
va a cubrirnos para siempre
de pie a cabeza. Y no lo sabremos.-



POR LA VEREDA

Es difícil seguir el paso de las tibias largas,
el centro de gravedad oscila más de lo habitual
y legitima, en cada uno de ellos
esa parsimonia inherente a su estirpe aristocrática.

Pieles y volado circundan los hombros
destacan su cintura escapular y la cabeza erguida
hace ya tanto tiempo, en pos de la razón.

Las costuras y sus aperos
traccionan en cada zancada.

Cierta necesidad de permanecer en silencio
me interrumpe,
mientras ella respira.-


SANGRE ARTERIAL

El médico vírgen
intenta extraer sangre arterial,
presiona su proyección
fálica y aguda
contra el vaso elástico.

Falla.

Ignora
el par de ojos mirones,
el silencio obligado de la cuadripléjica,
y sigue
con su mete saca de aguja
practicando en el antebrazo
tatuado de gigantes rojas.-



LIOPHIS

Una culebra cruza el río
leemos a Joyce sentadas en el puente
al atardecer.

Una culebra cruza el río
rápido, de costado, igual que en el desierto
nos miramos.

Si se mueve así
¿Cuánto demora en llegar a nosotras?

Una culebra cruza el río
desaparece entre los pastos
sin que se mueva un solo cilio
como si nada hubiera ocurrido.-



INFIBULACIÓN

Los enterrados en el patio de los conventos,
en las casas de familia, los que se van por los caños,
encéfalos verdes,
no tienen importancia.
Si se acaba en el acto de dar a luz, que no se sepa.
Si se acaba, que no se sepa. Y si no, que no se sepa.
El no evidente principio de la independencia,
el placer, es la diana desafiante
del hombre.-




                                                                                                             Marina Serrano



Imágenes: Pinturas de Timothy Parker



quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario